viernes, 19 de junio de 2015

Gobierno cuenta con 45 días para regularizar a 288 mil extranjeros

Las principales calles de Santo Domingo,
 normalmente repletas de haitianos
que venden todo tipo de mercancías,
ayer estaban vacías y solo se vieron
algunos que pudieron entregar la
 documentación requerida para
regularizar su estatus.
Sobre el Ministerio de Interior y Policía recae la entrega de decenas de miles de carnés migratorios antes de agosto
Santo Domingo;- Aún no se puede hablar de que el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros ha sido todo un éxito. Ahora, el Gobierno debe dar respuesta antes del 1 de agosto a 288 mil 466 personas registradas en el proceso.
Ayer, el ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, dio las cifras de personas que se acogieron al Plan. La cantidad de inscritos superó con casi 50 mil las estimaciones del Gobierno, que esperaba alrededor de 240 mil registrados.
Para hablar de éxito en el Plan, Interior y Policía tiene que cumplir con dos cosas en estos 45 días que comenzaron a correr ayer: Entregar decenas de miles de carnés migratorios y, además, contactar a todo el que se acogió a este Plan para que pueda completar su expediente, como se prometió. Y menos de cinco mil personas entregaron toda la documentación requerida.
De los registrados, según comentó ayer Fadul, 20 mil 365 fueron inscritos sin ningún tipo de documento. Los anotados con cédula fueron 69 mil 997, mientras que con pasaporte hubo 95 mil 164 personas. Quienes más se acogieron usaron como documento de identidad actas de nacimiento, con 102 mil 940. Extranjeros de 23 nacionalidades buscan regularizar su estatus migratorio a través de este proceso, y los asiáticos son el segundo grupo más grande, después de los haitianos.
Interior y Policía ha dejado para estos 45 días lo que pudo haber hecho en el transcurso de un año: entregar los carnés migratorios a quienes hayan cumplido con todos los requisitos para tal fin. Hasta ahora, la cantidad de tarjetas otorgadas es insignificante.
Concluir el Plan es un eslabón más
El Plan de Regularización es solo una pieza, dentro de la ambiciosa reforma migratoria que por primera vez República Dominicana ha puesto en marcha de forma seria. Solo en el Plan el Gobierno ha gastado más de RD$1,200 millones.
Para que el desorden migratorio acabe falta, de manera especial, transformar la débil frontera que divide el país con Haití y que el Estado garantice el cumplimiento de los procesos legales ya establecidos. “Ahora se va a establecer la política migratoria en el país. Bajo lo que indica la Ley (General de Migración). Eso sí lo vamos a hacer”, aseguró ayer el ministro de Interior y Policía.
Las repatriaciones tomarán su tiempo
El artículo 37 del decreto 327-13 que reglamenta el Plan Nacional de Regularización citaba que las deportaciones estarían prohibidas durante su ejecución. Ya terminado, el Estado se está preparando para reactivar la salida de indocumentados. Para ello, prepara siete “centros de acogidas” ubicados en Dajabón, Jimaní, Elías Piñas, Pedernales, Santiago, Higüey y Haina. También contará con lectores para detectar tarjetas o pegatinas migratorias falsificadas.
Ayer, elCaribe visitó el centro para repatriados alojado en el antiguo Centro Vacacional de Haina y constató que aún no está listo.
Al referirse a la salida de inmigrantes, Fadul volvió a ser enfático en el objetivo del Gobierno en todo este proceso: “¿El principio cuál es? Que la gente se regularice. La excepción es que la repatriamos, porque lo que queremos es que la gente tenga un estatus migratorio correcto en el país”, manifestó.
También dijo que, aparentemente, el país tenía una percepción errónea de que ayer la Dirección de Migración iniciaría -de forma muy evidente- las repatriaciones. “No habrá repatriaciones masivas, no vamos a salir encapuchados y no habrá persecución”, enfatizó.
La Dirección General de Migración confirmó ayer que hasta el momento no se habían hecho “ninguna actividad de interdicción migratoria”. La salida de indocumentados, según detalló la entidad estatal, será filmada desde su inicio hasta el final, con el objetivo de tener herramientas para evaluar cada día el cumplimiento y la calidad de los procedimientos establecidos.
Esta ejecución de repatriaciones es parte del Plan de Acción de Política Migratoria 2015-2016, la cual se propone también fortalecer los controles en la zona fronteriza, puertos y aeropuertos, para reducir el ingreso de indocumentados.
Ahora se estudia cada expediente
El ministro de Interior y Policía no quiso aventurarse a decir la cantidad de personas que legalizarán su estatus migratorio a través de este Plan de Regularización. Ahora se encuentran en la etapa de “estudio” de cada expediente para dar respuesta. Fadul informó que con el objetivo de agilizar ese proceso, la cartera que dirige contará con un equipo nacional de digitadores que trabajarán en doble turno.
Se han establecidos varias categorías de documentación. Quienes cumplan con todos sus requisitos obtendrán un carné migratorio que deberá ser renovado según las cláusulas legales. En el caso de los estudiantes, por poner un ejemplo, ese documento debe ser renovado cada año. En una segunda categoría caerán los regularizados a través de su pasaporte. A este grupo se le colocará una pegatina válida por dos años a ese documento, la cual demostrará que está legal. En el transcurso de ese tiempo deben completar sus documentos para obtener una tarjeta migratoria.
Al cuestionarle si serán legalizados los que presentaron solamente acta de nacimiento o cédula y no completen su expediente antes del 1 de agosto, Fadul respondió que se evalúa un “consenso” y que en todos los casos dos ejes fundamentales serán examinados: la identidad de la persona, que será demostrada con acta de nacimiento, cédula o pasaporte y el arraigo social del solicitante en el país.
Cañeros acuden a los tribunales
Ayer, trabajadores cañeros sometieron un recurso de amparo preventivo en el Tribunal Superior Administrativo para que ellos y sus familiares no sean repatriados. La instancia sometida contra los ministerios de Interior y Policía, Relaciones Exteriores, y la Presidencia de la República, la Dirección General de Migración y la Junta Central Electoral fue solicitada por más 1,500 trabajadores cañeros. La Primera Sala del Tribunal Superior Administrativo aplazó para el 25 de julio el conocimiento de la audiencia, a los fines de que las instituciones contra las cuales se sometió el recurso sean notificadas del mismo. Se anunció que el miércoles próximo estos obreros volverían a tomar las calles, esta vez las cercanas al Palacio Nacional.