martes, 9 de junio de 2015

Contra Danilo

Un político de las condiciones de Danilo Medina, exitoso siempre hasta llegar a la meta de todo buen dirigente que es la de poner en práctica sus ideas desde el poder, despierta malquerencias y hasta odios en seres ruines que no pueden ver ni vivir el éxito ajeno.
Un ejercicio del poder como el que ha hecho Danilo es lógico que despierte el apoyo incondicional de la inmensa mayoría de sus gobernados; gobernante que no descansa, que hasta en domingo recorre el país en busca de solucionarle la vida a los pobres no es un mesías, pero sí una diferencia notable y aplaudible.
Ahora la reforma a la Constitución, un clamor nacional real, sin lisonjas al Presidente, de quien no he recibido nada, es motivo para que Medina comience a conocer a sus enemigos, y vea que hasta a lo interno de su partido ha levantado y criado resentimientos y envidias.
Ya lo vienen acusando de haber hecho esto y aquello, de preparar todo lo que ha ocurrido por ambiciones personales, suerte que el país sabe que no es así.
Y ahora, si fuera así, no sería nada raro ni reprochable, Danilo Medina es un político de altura, un concertador y estratega de grandes dimensiones y resultados positivos, por eso la hora es de comenzar a trillar de nuevo el camino que lo conduzca a subir otra vez las escalinatas del Palacio Nacional.
Los contrarios que jueguen su rol, esa es la democracia, el pueblo, los humildes, los del montón, salidos, van a votar por Danilo; es el Presidente que ellos han visto de cerca, porque los ha ido a ver a sus casas.
Contra Danilo van a encaminar los cañones, la artillería del pueblo les va a responder, así de sencillo, así de claro. ¡Un Presidentazo de verdad!
Por Germán Martínez ;-