domingo, 24 de mayo de 2015

Ayer mataron a dos policías en el país

Uno de los muertos fue durante un desalojo y el otro para robarle su arma de reglamento 
Santo Domingo;- Falleció ayer el cabo de la Policía que fue herido durante un desalojo que se realizó en el kilómetro 17 y medio de la autopista Duarte. Con él sumaron dos miembros de la uniformada muertos el sábado.
El segundo teniente Herpi Castro Corporán, de 42 años, murió a las 5:00 de la tarde en el hospital Roberto de la Cruz Lora, donde había sido trasladado desde el hospital Central de las Fuerzas Armadas. El hombre recibió un disparo en la cabeza durante el enfrentamiento que se armó durante el desalojo.
El occiso pertenecía a la Policía Judicial, asignado a la Fuerza Pública del Abogado del Estado, señaló la Policía en su cuenta de Twitter, en la que dijo también que el desalojo en que el agente perdió la vida  estaba debidamente autorizado.
Por el caso se entregó a las autoridades José Luis Alvarado (a) Chelo, quien de acuerdo a testigos, disparó a los agentes actuantes. Era buscado activamente, informó de su lado el vocero de la Policía Nacional, Jacobo Mateo Moquete por la misma vía.
Por el crimen también son perseguidos varios hombres, uno de ellos identificado sólo como “Kendry”. Mientras que para fines de investigación se encuentran detenidos  David Elías Cuevas (Chenio), Gabriel Frías Montero, Ariel Antonio Núñez, Diego Serrano Kinvenli y Federico González Ramírez, todos de 18 años de edad. Todos son interrogados debido a que se encontraban en el lugar de los hechos.
El otro policía muerto fue  el cabo Fernando Rosa María, de 32 años, quien también recibió un disparo en la cabeza frente a un colegio  en la urbanización Máximo Gómez, en Villa Mella, Santo Domingo Norte.
El móvil del crimen fue robarle su arma de reglamento, de acuerdo a informes oficiales de la uniformada, que explicó que el matador del agente “se desmontó de una motocicleta y tras acercársele le realizó varios disparos”
“Cuando el cabo Rosa María cayó al pavimento, el agresor lo despojó de su arma, una pistola Rugger, calibre 8 milímetros y huyó en una motocicleta, conducida por otra persona que lo aguardaba en las proximidades”, indicó el informe.