domingo, 24 de mayo de 2015

En Venezuela transfieren opositor a otra cárcel más violenta

Daniel Ceballos
Caracas, Venezuela (AP) ;- Un destacado opositor al gobierno socialista de Venezuela que se encuentra en la cárcel ha sido transferido a una de las prisiones más violentas del país, dijo el sábado su abogado.
Daniel Ceballos le telefoneó a su madre antes del amanecer para decirle que lo habían transferido a una cárcel en San Juan de los Morros, dijo el abogado Juan Carlos Gutiérrez a The Associated Press. Esa prisión alberga a algunos de los delincuentes más endurecidos de Venezuela y es considerada una de las cárceles más peligrosas del país, que están entre las más violentas y sobrepobladas de Latinoamérica.
Ceballos, que fue retirado de su puesto como alcalde de la ciudad occidental de San Cristóbal durante manifestaciones antigubernamentales el año pasado, se encontraba anteriormente en una prisión militar en las afueras de Caracas junto con otros líderes opositores también encarcelados.
Gutiérrez dijo que ni él ni ningún pariente de Ceballos habían visto la orden de un juez que se requiere para hacer una transferencia así. El abogado dijo que él y Patricia de Ceballos, la esposa del político y su sucesora como alcaldesa, irían a la prisión ubicada a unas horas de viaje al sur de Caracas para verificar que su cliente se encuentre bien.
El gobierno del presidente Nicolás Maduro no emitió comentarios al respecto, y las llamadas telefónicas que hizo la AP al Ministerio de Prisiones y al tribunal que supervisa el caso no fueron respondidas.
La transferencia ocurre menos de una semana después de que Ceballos, a pesar de estar tras las rejas, ganó unas elecciones primarias en San Cristóbal para ser el candidato de la alianza opositora en las elecciones legislativas a realizarse más adelante este año. Bajo las leyes venezolanas, un triunfo en los comicios generales podría darle la libertad a Ceballos porque los legisladores reciben inmunidad de ser enjuiciados durante sus períodos en el Congreso.
Ceballos fue arrestado en marzo de 2014 y rápidamente se le fincaron los cargos de desobediencia a la autoridad por su negativa a retirar las barricadas colocadas por manifestantes en San Cristóbal. Aunque completó la sentencia de un año, se ordenó que permaneciera en la cárcel mientras aguardaba un juicio por cargos más graves vinculados a su respaldo de protestas antigubernamentales en la ciudad, tras las cuales se desató una oleada nacional de agitación contra el gobierno.
En un comunicado, el organismo activista Human Rights Watch expresó su preocupación por la transferencia, pues ahora Ceballos estará internado con individuos acusados de homicidio y violación.
"Tratándose de una persona que se encuentra bajo la custodia del gobierno de Venezuela, responsabilizamos al gobierno del presidente Maduro de la vida e integridad física de Ceballos y de todos aquellos detenidos arbitrariamente en el país", afirmó José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch para las Américas.