viernes, 13 de marzo de 2015

Trabas en convención PRM

La dirección del Partido Revolucionario Moderno está compelida a sincerar sus propósitos. Quieren convención pero no es tan fácil hacerla como sacar un plantón de yuca. Los obstáculos son muchos y no sólo de dinero como alegan.
Los del PRM han pasado todo el tiempo en campaña para sus ofertas presidenciales y una convención exige soldados que laboren en el montaje. Tienen que desviarse y hacer un plan de trabajo distinto para concentrarse en lo urgente que es la selección del candidato.
Esencialmente la traba de las acciones está en la falta de mano de obra porque los dirigentes descuidaron  construir las bases del partido y adecuaron  lo que llegó con la división del PRD.
El tema de los recursos económicos es importante porque sin dinero  no convención   política. Dice el presidente del PRM que los 25 millones de pesos que costaría montar el evento los aportarían los candidatos.  Eso es un camelo. Es incierto que Geanilda Vásquez o  Amaury Justo Duarte,  pondrán un quiqui para el cónclave. Es más no creo que Hipólito Mejía aporte de lo suyo ni un chele.
Podrían decir  que los candidatos buscarán esa suma entre sus amigos del sector privado y así  abonan credibilidad para el futuro.
Los entendidos  dicen que si hacen una convención con todas las de la ley podría costar  el doble de los que dijo Andrés Bautista. Si la Junta Central Electoral  les obtiene las escuelas como centros de votación, bajarán las inversiones, pero aún están pendientes las dietas y viáticos de los que laborarían allí.
También hay que agregar las urnas, boletas, sellos, actas y otros materiales de oficina  y el transporte de los resultados de las votaciones hasta el local que se establezca en la capital. Se estima en 10 mil pesos  las operaciones de cada uno de los mil 500  centros de votaciones.
Los informes de que dispongo apuntan a una posposición sin fecha, porque carecen de certeza de cuándo estarán a punto las tareas previas. Se baraja tentativamente el 10 de mayo, aniversario de la muerte del líder histórico del PRD,  José Francisco Peña Gómez.
Sin embargo la convención está en manos expertas. Milagros Ortiz Bosch y Hugo Tolentino montaron la pasada del PRD que ganó Hipólito Mejía. Está ausente Enmanuel Esquea quien se mantiene en aparente espera de resultados.
Curiosamente, Hugo y Milagros ahora están con Abinader.
Por Alfredo Freites ;-