martes, 3 de febrero de 2015

DANILO MEDINA, DEBE FRENAR EL NEGOCIO DE ILEGALES HAITIANOS

Por. el Arq. William Rafael Reyna Rivas ;-
En todas las fronteras dominicanas, hay una gran complicidad entre las autoridades del Cefront, Interior y policía y Migración., todo el pueblo ni corto ni perezoso sabe muy bien que las autoridades cobran un PEAJE POR CABEZA DE LOS HAITIANOS ILEGALES, más el contrabando que dejan pasar por todas las fronteras dominicanas, por ahí se trafica wiski adulterado, tráfico de parturientas haitianas, drogas, perfumes falsificados, toda clase de cogñac falsificado, armas de guerras, tráfico de prostitutas haitianas y niños usados para prostituirlos y el consumo de los pederastas, todo lo inimaginable se trafican por los cuatro puntos cardinales del país.

El presidente de la República Li. Danilo Medina Sánchez, debe derogar el decreto 327-13, de frontera abierta y cero deportación, este decreto a diezmado considerablemente y ha corroído la popularidad del gobierno, llevándose entre los pies la popularidad del mandatario dominicano, todas las buenas gestión que ha caracterizado al presidente Medina, se ha desmoronado como castillo de Naipe, por dejar entrar millones de haitianos ilegales por la frontera dominicana.

Todo dominicano pensante sabes muy bien que por las presiones internacionales el Lic. Danilo Medina Sánchez esta su popularidad en un punto crítico y para resolver desde el Palacio este problema, debe de cancelar el decreto 327-13 y recurrir ya finalizado el programa de naturalización a la deportación de los millones de haitianos ilegales que están en el país.

De pasar el proceso de naturalización y no recurrir a la deportación masiva de ilegales haitianos la poca popularidad que les queda será desmoronada y destruida por estar complaciendo a las potencias del mundo y la comunidad internacional con los traidores de patio que ya comenzaron la campaña con las declaraciones de Amnistía Internacional que agotado el proceso serán repatriado a su territorio millones de haitianos.

El futuro promisorio del presidente Lic. Danilo Medina Sánchez, depende de su coraje, su valor, de su gallardía, de su dignidad, de su orgullo de sentirse dominicano, de la estirpe de Duarte, Sánchez y Mella, de no cumplir con este proceso de deportación y derogar el decreto 327 y cancelar los directivos del Cefront, Migración, Interior y Policía de las diferentes fronteras dominicanas con Haití, su futuro político estará en juego, enterrado políticamente y jamás volverá a ser presidente de la República Dominicana, porque el pueblo dominicano se ha levantado del letargo y todos sin importar banderías politiqueras se están uniendo para enfrentar la invasión haitiana pacifica que hoy invaden nuestro territorio en complicidad con las autoridades gubernamentales.