Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

viernes, 29 de septiembre de 2017

PLD y las primarias

DE A VERDAD.- Danilo Medina era partidario de primarias abiertas desde mucho antes de ser presidente. La aclaración me llegó de manera oficiosa, pero vale a los fines de que postula lo propio y no actúa por influencias del PRD mayoritario que lo visitó en el Palacio Nacional, con un documento bajo el brazo en que se sugería o proponía o promovía esa modalidad de consulta interna. Aunque el debate se torna más pleno al asumirla de forma pública el ministro Administrativo. José Ramón Peralta, aunque no lo dice decreto, es vocero político del gobierno, el alto funcionario que se tira al agua y nada y salva cualquier tema que afecte al presidente o a la administración. Todo el mundo aprecia lo obvio.
Peralta, con su pronunciamiento, está dando una panqueada a Franklin Almeyda, que quiere imponer a la mala las primarias cerradas. Si Almeyda quería mambo, Peralta le da del de Omega-El Fuerte. Aunque la respuesta tiene implicaciones, y consecuencias. Peralta es Danilo Medina y  Almeyda Leonel Fernández. Los dos están colocándose en tarima y a ver cuál suena mejor. Si primarias abiertas o cerradas...
CONTRAPARTE.- En política es tan malo provocar como dejarse provocar. Desde hace días el sector de Leonel Fernández tiene una campaña abierta en las redes promoviendo las primarias abiertas, y justo es reconocer que se estaba sirviendo con  la cuchara grande y de una palangana que ocupaba toda la mesa. Los responsables de prensa o comunicación en  el Palacio Nacional no advertían el fenómeno o tal vez consideraron que lo político no era de su incumbencia, que debían dedicar sus recursos y tiempo a destacar la asistencia del gobierno a los afectados por el huracán María. Pensaron lo que se piensa desde siempre, que quien mucho abarca, poco aprieta. Sin embargo, esa no era la idea de los encomenderos de la política, que como pulpos tienen muchos brazos y pueden llevar a cabo varias tareas a la vez. Defender por aquí, tirar por allí. No presentaron batalla de manera organizada, pero un tuit de José Ramón Peralta fue suficiente para que los medios se dieran cuenta que la parte beligerante tenía contraparte. Que a cada misil de Corea del Norte seguiría una incursión aérea de Estados Unidos.  Y a la par. Preparativos de guerra o guerra de boca como si hubiera necesidad de calentar los motores. ¿Seguirán Los Ángeles de Franklin disponiendo de las redes a su antojo o  serán enfrentados por los Vigilantes de la Bahía ?...
LA CONFRONTACIÓN.-  Lo que no se entiende es la prisa por llevar la situación a un punto crucial. Que los seguidores de Leonel Fernández provoquen y los cercanos a Danilo Medina se dejen provocar. La cuestión está sobre el tapete y solo basta con esperar el lunes para saber de qué va la cosa. Si primarias abiertas o primarias cerradas. ¿Acaso no fue eso lo que se acordó en el comité Político? Discutir el asunto en una reunión extraordinaria. Lo que se informó entonces fue que el tiempo fue insuficiente para conocer todos los puntos de agenda y que en la siguiente convocatoria ordinaria se completaría el trabajo. ¿Por qué un sector esperaba y de pronto hace juego al oponente y lleva la potencial o posible confrontación a la opinión pública? Ahora se producirá lo que siempre se produce: los opinantes habituales se pondrán en fila e irán diciendo lo suyo, y cual que sea la posición coincidirán con Danilo Medina y Leonel Fernández. ¿Era ese trance necesario? Desde fuera se piensa que no, que hará más mal que bien, aun cuando convenga que  contradicciones de ese tipo sea  sometidas al más amplio  escrutinio. La opinión pública encantada, el morbo político como si fuera pascuas. El problema sería el ánimo interior, si será fluido o imperativo...
LO DE METRO.-   La estrategia de los seguidores de Leonel Fernández es involucrar en la discusión a la mayor cantidad de personas, el universo más amplio de sectores. La idea es que solos no podrán imponerse, pero que si se abriera la discusión a los demás partidos, sea en un foro o cumbre, los muchos (cantidad) podrían ganar a los pocos (calidad). De ahí las consultas apuradas o preparación de terreno. Cada cual juega sus cartas, y no todos caminan en línea recta, sino que algunos aprovechan el zig zag. Si estos disparos al aire entre ambos bandos dañan un ambiente que se asegura fue distendido, democrático, que no se espere que la próxima cita sea ejemplar. Las agrias no se pagan, dicen en la calle, y en las casas solo sirven para jugo. Si la gente de Fernández le gana a la de Medina en las redes ¿qué podrá suceder en el comité Político del lunes? Metro Country Club no está tan lejos ni en la distancia ni en el tiempo, y la experiencia de Metro Country Club fue mala, pues hubo que recurrir  al consenso del rodillo, pero fue buena para Danilo Medina que logró su cometido. Aun cuando después  consintiera en situaciones que por escritas desbordaron el tintero. Nadie se recuerda de los 15 puntos, pero sí que los actuales oficialistas tienen juegos pesados. Lo suyo no es lucha greco-romana, prefieren la Polémica...
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do/@orlandogildice