Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

martes, 26 de septiembre de 2017

Ley de primaria

¿Qué tiene de malo? ¿A quién afecta  el sistema de primarias abiertas, simultáneas y con el padrón universal de la Junta Central Electoral? Es todo lo contrario, favorece a todo el mundo porque no habría forma de torcer la voluntad de la mayoría de los miembros de un partido.
Quienes la rechazan le temen a su verdadero tamaño, porque saben que unas primarias abiertas y con la organización y fiscalización de la Junta arrojará un resultado ominoso para su futuro electoral porque no podrán evitar que los candidatos sean elegidos por la mayoría real de su partido.
Pongamos el ejemplo del Partido de la Liberación Dominicana. Sería, obviamente, el partido más votado independiente de quién gane la candidatura presidencial, que todo apunta sería Leonel Fernández porque el presidente Danilo Medina no podría presentarse porque en su caso la reelección tiene impedimento constitucional. 
Sería lógico, pues, que la JCE no podría inscribir su candidatura a esas primarias mientras exista ese impedimento. O sea, Danilo quedaría fuera por forfeit a menos que antes de aprobarse la ley partidos y de votarse su reglamento, se elimine de la Carta Magna el transitorio que le impide presentarse a una segunda reelección.
Eliminar ese escollo para favorecer a Danilo sería algo menos que imposible porque requeriría las dos terceras partes de la Asamblea Nacional para pasar una nueva reforma constitucional. La única alternativa sería que el Constitucional declare ilegal el transitorio a la luz del principio universal de que no se puede legislar contra una persona ni contra una entidad en particular.
¿... Qué pasaría en el PRM?
Unas primarias abiertas en el Partido Revolucionario Moderno, PRM, serían ganadas abrumadoras por el expresidente Hipólito Mejía porque todas las ventajas estarían a su favor. Esa es la razón por la que el grupo de Abinader le teme como el diablo a la cruz a ese método de elección. Hipólito, en cambio, lo prefiere. Hay grupos de poder, sin embargo, que atizan el fuego de la división tanto en el PRM como en el PLD a propósito de la decisión que deberá tomarse en cuestión de días sobre la escogencia del método de primarias que deberá consignarse en la nueva ley de partidos políticos que ya está casi consensuada con excepción de ese punto espinoso.
La ley no pasaría en el Congreso si los principales partidos no se ponen de acuerdo--, primero entre ellos--, y luego con el resto de las formaciones reconocidas por la Junta que tienen representación en las Cámaras.
Ya la oposición ha adelantado que no reconocería una ley aprobada partiendo de los intereses del Comité Político del PLD que en este momento está pendiente de pronunciarse en ese sentido. 
El resto... es el resto
Los demás partidos --excluyendo el PRD que ya fijó posición a favor de las primarias abiertas con el padrón universal de la JCE--, no tendrán mayor significación por su escasa representación en el Congreso, que en algún momento tendrá que abocarse a conocer la ley, consensuada o no.
La complicación mayor surge porque los dos partidos más votados en las elecciones pasadas y que consecuentemente tienen mayor representación en el Congreso --el PLD y el PRM--, están divididos en dos bloques...
Danilo coincide con Hipólito en unas primarias simultáneas y abiertas al padrón de la JuntaÖ Leonel y Abinader también coinciden, pero en la propuesta contraria: Cada partido celebra sus propias primarias en fechas convenientes y con su propio padrónÖ En el campo se ha escuchado por más de cien años una frase lapidaria: “Cada uno con lo suyo, hace un saco y se mete”Ö ¡Si lo quieren destruir todo, bienvenidos los otros!
Por César Medina ;-
lobarnechea1@hotmail.com