Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

domingo, 5 de marzo de 2017

Deterioro progresivo en instalaciones del Metro

Las barandillas que conducen a la entrada
de la estación Hermanas Mirabal se
encuentran retorcidas, aparentemente, por
una embestida accidental de un vehículo.
Sin embargo, las autoridades todavía no
las reparan.
LA OBRA FUE INAUGURADA EN 2009 Y TUVO UN COSTO TOTAL DE US$830 MILLONES
Escaleras eléctricas que no funcionan, estructuras oxidadas y mosaicos con fisuras, son algunos de los deterioros que padecen las estaciones del Metro de Santo Domingo.
Desde la estación Mamá Tingó hasta el Centro de los Héroes, y desde la terminal María Montez hasta la Eduardo Brito; en casi todas presentan la falta de iluminación y el abandono de la limpieza en las instalaciones.
Además, muchos ascensores se encuentran sin funcionar y las entradas de la mayoría de todas las estaciones se mantienen arrabalizadas por vendedores de empanadas y frutas.
A pesar de que el Metro solo cuenta con ocho años de funcionamiento, luce viejo y sin brillo por el descuido de las autoridades pertinentes.
Los pisos están llenos de polvos y están adornados por funditas y plásticos de refrescos vacíos, y por si fuera poco, cualquier ciudadano puede encontrarse hasta con cáscaras de guineo en las entradas de las terminales, lo que pone en riesgo a cualquier usuario que utilice ese medio de transporte; considerado en ocasiones como el principal referente de modernidad por  parte del Gobierno dominicano.
En muchas estaciones, los discapacitados sufren dificultades para ingresar al Metro debido a la ausencia de ascensores que se encuentran cerrados.
Las barandillas que conducen a la entrada de la estación Hermanas Mirabal se encuentran retorcidas, aparentemente, por una embestida accidental de un vehículo. Sin embargo, muy poco han hecho las autoridades para repararlas.
Algunos incidentes
Durante el año 2016, el servicio de transporte se vio afectado por averías, que dejaron varados a los usuarios en las estaciones.
En febrero una falla eléctrica provocó la interrupción en el servicio por unas dos horas en la segunda línea.
Durante ese incidente, el servicio estuvo paralizado sin que se conocieran las causas, desde la estación Freddy Beras Goico, ubicada en la avenida Lope de Vega hasta la estación Eduardo Brito, en la avenida Francisco del Rosario Sánchez.
En mayo se produjo otra avería que provocó que los usuarios de ese transporte estuvieran varados durante varias horas.
En aquella ocasión, un ciudadano dijo a Listín Diario que un vagón se detuvo en la parada de la estación Juan Bosch, por lo que el tren que venía detrás fue devuelto hasta la Peña Batlle, donde fueron desmontando los pasajeros.
Indiferencia. Los ciudadanos tienen que
soportar la falta de mantenimiento que
padece el Metro de la capital. Deterioro.
Las paredes sucias y llenas de fisuras
adornan las estaciones del Metro de
Santo Domingo
En cambio, los otros vagones que venían desde Villa Mella se detenían cada 15 minutos, provocando un retraso de más de una hora en una ruta que se toma unos 15 minutos.
Los ciudadanos se quejaron porque ninguna de las autoridades explicó la situación y porque no les devolvieron el dinero que pagaron por el servicio.
Costo del Metro
La línea uno fue construida con una inversión de US$700 millones e inaugurada en enero del 2009 por el entonces presidente Leonel Fernández.
La segunda, que en un principio iría desde Los Alcarrizos hasta San Isidro, y que solo se construyó desde el kilómetro 9 de la autopista Duarte hasta el puente Francisco del Rosario Sánchez, fue abierta al público en 2013.
El monto total de la obra fue de US$830 millones.
Arrabalización
No solo por dentro las áreas del Metro de Santo Domingo están deterioradas.
La parte exterior es usada por vendedores ambulantes quienes ofertan sus mercancías a los usuarios de este medio de transporte.
Una de las estaciones más notorias es la estación Mamá Tingó de Villa Mella, Santo Domingo Norte, la cual se puede observar en sus puertas a vendedores de sombrillas, gorros plásticos, tarjetas telefónicas, frutas y limpiabotas.
SE DESPRENDE EMPAÑETE DE VIGA EN ESTACIÓN METRO
El lunes pasado, un empañete de una de las vigas de la estación Francisco Gregorio Billini del Metro de Santo Domingo, se desprendió de manera repentina.
Los usuarios no podían usar las escaleras eléctricas que dan acceso al área donde se abordan los trenes hacia la parada María Montez, debido a que en el perímetro colocaron cintas que advertían sobre el peligro de utilizarlas.
Autoridades
Ante las fallas que se han producido en el Metro, el vicepresidente de la Oficina Para el Reordenamiento del Transporte (Opret), Leonel Carrasco, había dicho que eran fallas eléctricas e inconvenientes casuales las averías producidas durante el año anterior.
Sin embargo, durante una entrevista que le hiciera el periódico ElCaribe al director de la Opret, Diandino Peña, este señaló que “la parte de mantenimiento no hemos podido ejecutarla a plenitud, como demanda este transporte, por la mismas razones económicas”.
Conclusión de la obra
A dos meses de que se aprobaran los préstamos para la continuación de los trabajos de la extensión de la segunda línea del Metro de Santo Domingo, aún no se observan obreros en las estaciones sobre la avenida San Vicente de Paúl, en el municipio Santo Domingo Este.
Sin embargo, ayer, el director de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret), Diandino Peña, estuvo supervisando la obra cuya conclusión costará unos 124,4 millones de euros.
Peña fue visto en la estación que conecta al Distrito Nacional por medio del puente sobre el río Ozama, junto a personal de la institución.
Recientemente el director de la Opret rechazó que estén paralizados los trabajos y aseguró que la obra estará lista a final de 2017.