Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Partidos en la JCE

INEXPLICABLE ALBOROZO.- No puede decirse que los partidos de oposición fueron a la Junta Central Electoral por lana y salieron trasquilados. Pero tampoco se entiende su contento, casi alborozo, pues volvieron como llegaron: con las manos vacías. Durante dos horas oyeron lo que ya sabían, aunque de bueno queda que los miembros del organismo saben que no son tan fieros como se pintaban y que el pleno sabe ser amable, cordial con los políticos, pero igual firme y decidido a cumplir su tarea, acogiéndose a la ley y subordinándose a sus principios. Quedó en claro que los magistrados no van a hacer nada que ya no se haya hecho, y que nada de ruta crítica y todo según el calendario.
Incluso  expresó un sentido de equilibrio, puesto que distribuirá entre los demás partidos el documento, de manera que opinen sobre  el contenido. Nada que esconder y todo que compartir. Que se sepa ninguno de los partidos del Bloque Progresista, que es el del gobierno, había solicitado copia de la carta, y de cierto la conocían por los medios. La iniciativa por tanto es de la JCE, o de su presidente, y serán convocados al efecto...
DE MIL AMORES.- La afabilidad reinante en el encuentro fue positiva en más de un sentido. Por ejemplo, el presidente Julio César Castaños no dejó fuera a Henry Mejía, titular igual que él, pero que los partidos de oposición y la sociedad civil no aceptan de buenas ganas. Pero tampoco el Bloque objetó su presencia o demandó que fuera excluido de las conversaciones. Cordialidad en la casa y recogimiento entre los visitantes. Que lo cortés no quita lo valiente. Con manejo tan sutil y conducta tan decorosa podría dejarse la puerta abierta por si les interesa volver. Nunca fueron más limpios los paños ni amplios los manteles. Si ese fue el debut, que Dios provea y sea igual de auspicioso el transcurso y al final la despedida. Nada hubo que discutir, y como no se discutió, ni agravio, ni ofensa, ni afección. Como si nunca se hubiera visto y la Junta Central Electoral fuera  resultado del consenso de todos los partidos. Que se trata de un ánimo temporal, no hay que dudarlo, pero sí tener en cuenta lo principal. La Junta marcó su territorio, y los partidos de oposición no chistaron...
“ AHORA, DÉJENNOS TRABAJARÖ” .- Como los partidos de oposición no replicaron  la reafirmación de los  fueros de la Junta Central Electoral, el pleno pareció decirles con toda la amabilidad del mundo: Ahora, déjennos hacer el trabajo. Las juntas municipales, por ejemplo. El presidente Julio César  Castaños les hizo saber que existe un orden y que las reestructuraciones se irán haciendo de acuerdo a un calendario, pueblo por pueblo y consultando a los partidos y a la sociedad civil. Un procedimiento que no se protesta, que se viene aplicando por lo menos durante los últimos 25 años, y que cuando ha habido problema, se ha procedido convenientemente entre todos los interesados. El personal técnico por demás. No se puede disponer así por así, sin llenar los requisitos de ley, pues por algo existe ley. Habló de escucharlos, de permitirles defensa, pero en todo caso debe decidirse si se les cancela, jubila o pensiona o se les cambia de lugar. Además, si hubiera maltrato, los técnicos calificados se verían en el espejo y no  cuidarían de aceptar propuestas de trabajo que fueran en detrimento de integridad profesional y dignidad personal...
LA LEGISLACION ES OTRA COSA .-  El presidente de la Junta Central Electoral, con el pleno delante, asumió el encargo y quedó en promover la legislación pendiente. La de Partidos y la Electoral. Sin embargo, ese no es un punto fácil de cumplir, pues si se recuerda bien el pleno anterior sometió sendos proyectos y el presidente de entonces, Roberto Rosario, hizo las  diligencias que fueron posibles sin resultado. De los proyectos originales queda poco, y en ese poco hay aspectos que los partidos vomitan y no logran digerir o asimilar. ¿Cuáles impulsarían los nuevos magistrados o su presidente? ¿Uno de los consensuados, la versión aprobada por el comité político del PLD o se iniciaría el proceso, como cuando la piedra ya en la cima se rueda y cae al pie de la loma? Ese es un tirijala difícil de llevar a feliz término, pues los partidos de oposición y de gobierno querrán disparar desde atrás de la Junta, de manera que los disparos en respuesta se le peguen. Y de ahí las sospechas, las acusaciones, y el buen ambiente de ahora  se maleará...
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do