lunes, 22 de agosto de 2016

VÍDEO: Yo sé lo que es bueno

VIDEO: Yo sé lo que es bueno
[Historias de la Revolución Educativa] El gasto social es un gran democratizador y energizarte de la economía.
Sin embargo, eso no se había podido demostrar en nuestro país hasta que llegó Danilo a la presidencia.
Invertir en la gente se tenía por adjetivo y no sustantivo.

Video

Danilo puso la gente en el centro de las políticas públicas y comenzó a gobernar con y para la gente.
Mire usted lo que ha pasado con las empresas textiles dominicanas: la decisión de que los uniformes escolares fueran hechos en RD, ofreció la oportunidad que no habían tenido esas textileras porque los uniformes se importaban.
La compra gubernamental creó empleos, más ventas, más ganancias, mejores máquinas, mejores productos, más bajos costos, mejores salarios. Más competitivos. Prosperidad.
Lo mismo ha ocurrido con las fábricas de zapatos. Muchas habían desaparecido. Otras aguardaban la muerte. Hoy todas las que quedaban han vuelto a la vida. Todas producen y venden al gobierno zapatos y mochilas para las escuelas.
Están vigorosas. Han innovado en diseño, adquirido nuevas máquinas para procesos más complejos y sofisticados, han expandido su nómina y sus ganancias.
La conclusión es que la solidaridad (invertir en la gente en alianza con las empresas privadas) no es caridad ni limosna. Es la mejor de todas las políticas económicas.