jueves, 18 de agosto de 2016

¡Vaya oposición!

El papel del PRM y sus grupos satélites el martes en el Congreso marca el tono de una actitud hostil, insensata e incivil anunciada por sus líderes con mucho tiempo de antelación, desde que se negaron a acatar el resultado de las urnas el 15 de mayo.
El país ha visto tal agresividad con desagrado y rechazo, en especial el agravio a la nueva presidenta de la Cámara de Diputados, señora Lucía Medina, a quien esos grupos ni siquiera dispensaron el trato que se merece como dama, por demás afable y respetuosa.
Fue un desplante desconsiderado y descortés que el diputado de mayor edad del hemiciclo --que se ha distinguido siempre por su caballerosidad, su formación profesional y por su respeto a la igualdad de géneros, Fidelio Despradel--, se haya negado a juramentar a la señora Medina como manda la Constitución.
Esa acción de carácter incivil contrasta vergonzosamente con la actitud que esos mismos señores adoptaron minutos antes al asumir sus cargos y juramentarse como diputados, pero de inmediato renegaron de la segunda parte de su deber e incumplieron su propio juramento...
... Fue el clásico doble estándar asumido desde que comenzó a conocerse el resultado electoral del 15 de mayo: para Danilo Medina --que ganó con el 62 por ciento del sufragio nacional--, fueron unas elecciones fraudulentas; para ellos, elecciones absolutamente limpias y legítimas.
... Vocero de los tiros
Por fortuna, esta vez el líder de la vocería opositora Alfredo Pacheco pudo exhibir un ridículo letrero en el hemiciclo reclamando “pacto por la democracia” y no le ocurrió lo que el 16 de agosto de 2002 cuando tuvo que meterse debajo de la mesa cuando sus propios compañeros, entonces del PRD, desbandaron la asamblea a tiros para que él no jurara como presidente de la Cámara.
Las cosas han cambiado mucho desde entonces. Porque hace catorce años, siendo Presidente de la República un compañero de Pacheco, Hipólito Mejía, las diferencias entre diputados podían con facilidad dirimirse a tiros... Ahora basta el agravio desconsiderado a una dama y un letrero mal escrito.
Sin embargo, el desaire a la señora Medina se produce sólo como propaganda opositora para consumo público. A lo interno, el primero que asomó la cabeza donde la nueva presidente de la Cámara fue el propio Pacheco para decirle dos cosas:
-Presidenta, esto no es nada personal sino un mandato político con el que no necesariamente estoy de acuerdo; por usted siento un profundo respeto y personalmente soy amigo del Presidente Danilo Medina;
-Como vocero del PRM en la Cámara de Diputados estaré dispuesto a servirle en su gestión y podrá usted contar con nuestra colaboración...
El resto fue concertar una cita que deberá producirse en el día de hoy para “acometer acciones conjuntas”.
¡Una señal... sólo eso!
Cuando se conozcan algunas interioridades se podrá medir el alcance de la división que se abate en las alturas del PRM y cómo se vienen dirimiendo esas diferencias desde “las locuras de este muchacho imberbe” que empezaron la misma noche del 15 de mayo.
Un dirigente del PRM lo describió así:
“Un sector muy amplio de nuestro partido --empezando por el propio ex presidente Mejía--, está en desacuerdo con la actitud confrontacional de Abinader y sus voceros que intentan llevar la política a una etapa superada hace años...”
... A ese partido le aguardan momentos difíciles.
Por César Medina ;-
lobarnechea1@hotmail.com