jueves, 4 de agosto de 2016

¿UN CICLÓN Y UN HURACÁN ES LO MISMO?

En múltiples lugares donde he tenido el honor de dictar la conferencia titulada Medidas a Tomar Antes, Durante y Después de un Ciclón Tropical, antes de llegar al punto de dar la explicación de lugar he recibido la curiosa pregunta ¿Un ciclón y un huracán es lo mismo?
Siendo la respuesta a la interrogante “Todo huracán es un ciclón tropical, pero no todo ciclón tropical es un huracán”.
La razón es que los ciclones tropicales son fenómenos hidrometeorológicos (combinan vientos, nubes, lluvia, relámpagos, truenos), que giran en forma de círculos anti horarios (contrarios a las manecillas del reloj) que tienen asociados tres efectos principales: vientos fuertes, lluvias torrenciales y mareas de tempestad (llamadas también marejadas).
Los ciclones tropicales se denominan con ese nombre debido a que su desplazamiento es circular (completando ciclos) y se originan en los trópicos (siempre en el mar).
Cabe señalar que de un lado del planeta los ciclones tropicales se desplazan hacia el polo norte y del otro lado hacia el polo sur.
Los ciclones tropicales se clasifican en tres de acuerdo a la velocidad de sus vientos: Depresiones tropicales (menos de 63), Tormentas tropicales (de 63 a 117) y Huracanes (118 o más kilómetros por hora).
Por lo regular como forma de explicarlo a los participantes les digo “los ciclones tropicales son como tres hermanitos de diferentes edades, el mayor de todos se llama huracán, el del medio tormenta y el más pequeño depresión”, de aquí se concluye que siempre el huracán será un ciclón tropical, pero hay dos ciclones que no son huracanes.
Es importante destacar que después de los ciclones tropicales cuando alcanzan la velocidad para llamarse tormentas se les asigna un nombre el cual llevarán hasta desaparecer (lo mantienen si pasan a huracán) y recordar que las categorías de los huracanes también dependen de sus velocidades en los rangos establecidos en la escala saffir-simpsom van de categoría 1 a 5 siendo el 5 el de efectos más devastadores.
Un detalle más
Nunca olvides asumir las recomendaciones de los organismos de emergencias para casos de ciclones tropicales.
Por el Ing. Fausto Estevez ;-
Especialista en Gestión de Riesgos a Desastres