miércoles, 17 de junio de 2015

Mercado Municipal de Azua incrementará ventas, acabará insalubridad y hacinamiento

Azua;- Los comerciantes que fueron desalojados del mercado municipal de esta ciudad confían en la reactivación de sus negocios al estrenar nuevas instalaciones, dejando atrás el panorama de hacinamiento en que trabajaban.

Fotos

En mayo del 2013 el presidente Danilo Medina ordenó el desalojo de la plaza comercial para construir un nuevo Mercado donde los comerciantes tuvieran espacios limpios y acondicionados para ofertar sus productos.
Las ventas en las calles será cosa del pasado 
Durante la construcción de las nuevas instalaciones, aproximadamente 50 comerciantes fueron ubicados en casetas improvisadas instaladas en las calles periféricas del mercado.
¨Las ventas en las calles serán cosa del pasado¨, manifestó la señora Marina Pujols viuda  Santana, quien a pesar de sus 85 años tiene una pequeña tienda de tejidos y calzados desde hace 45 años.
Francisca Andújar, otra doñita de 81 años comercializa diferentes tipos de ropa y otras mercancías, al ver terminada la obra aclama: ¡las ventas volverán arriba!
Confiamos en recuperar capital 
Marina Pujos y Francisca Andújar explicaron que debido a los trabajos de remodelación del mercado, sus ventas bajaron considerablemente y por consiguiente su capital de trabajo se vio afectado, ¨ahora confiamos recuperarlo¨, indicaron.
¨Yo espero que cuando ya esté en mi casilla yo pueda reactivar mi negocio¨, dijo confiada Pujols, quien levantó su familia de ocho hijos con su negocio en el mercado.
Donde hay limpieza hay compradores
La falta de higiene afecta siempre a un negocio, pero si es una cafetería, la situación se pone peor, fue el análisis que hizo Celia Ledesma, quien afirma que ¨el mercado estaba vuelto un desastre, salimos enfermos por el hacinamiento¨.
Ledesma, quien junto a dos hijas atiende una cafetería, tuvo que rentar  un local por cinco mil pesos mensuales mientras  construían el  nuevo mercado. Ahora espera cosas mejores, significando que a donde hay higiene hay  compradores.
En el mercado hay vida, aquí viene toda la gente 
El sastre Urbis Sánchez Soriano, lleva 50 años con su negocio en el mercado confeccionando ropa a la medida y haciendo reparaciones de todo tipo de vestimenta, con este oficio ha criado tres hijas que ya estudian en la universidad.
Al hacer su relato afirma que le ha ido bien con su trabajo ya que a la plaza comercial fluyen toda la gente de la provincia, ¨en el mercado hay vida¨, asegura sin miedo a equivocarse.
¨Nosotros esperamos en Dios que al volver a las nuevas instalaciones se agílese el movimiento comercial¨.