miércoles, 8 de abril de 2015

Alimentos contaminados causan 200 enfermedades

Santo Domingo;- Las enfermedades transmitidas por alimentos no inocuos afectan a una de cada cuatro personas por lo menos una vez al año, siendo los productos contaminados por bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas los causantes de por lo menos 200 enfermedades, que van desde la diarrea hasta el cáncer.
Así lo advirtió ayer la representante interina en el país de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Laura Ramírez, durante su participación en el acto de conmemoración del Día Mundial de la Salud, en el cual cinco instituciones nacionales se comprometieron a trabajar juntas para lograr la inocuidad de los alimentos que se consumen en el país, desde su producción hasta su llegada a la mesa.
Ramírez dijo que los niños, las embarazadas, los inmunodeprimidos y los adultos mayores son los más vulnerables a ese tipo de enfermedades, y que la salmonelosis, las enfermedades gastrointestinales y la infección por Echerichia coli, entre otras, enferman a más de 582 millones de personas en el mundo y matan a más de 350 mil cada año.
El compromiso fue asumido durante la firma de un acuerdo de colaboración entre los ministros de Salud Pública, Altagracia Guzmán Marcelino;  de Agricultura, Ángel Estévez, y  de Industria y Comercio, José del Castillo Saviñón. Además, de la directora de ProConsumidor, Altagracia Paulino, y el presidente la Federación Dominicana de Municipios (Fedomu), Juan de los Santos.
Este año el Día Mundial de la Salud tuvo como lema “Alimento Seguro: Del Campo a la Mesa”.
Los participantes coincidieron en el alto costo que significa para los países la incidencia de enfermedades producidas por el consumo de alimentos contaminados y la importancia de que todas las instituciones aúnen sus esfuerzos en la búsqueda de la inocuidad alimentaria.
MEDIDAS ADOPTADAS EN REPÚBLICA DOMINICANA SEGURIDAD E INOCUIDAD DE LOS ALIMENTOS
Al pronunciar las palabras de cierre de la actividad, la ministra de Salud Pública, Altagracia Guzmán Marcelino aseguró que esa institución ha puesto en marcha medidas dirigidas a lograr la seguridad y la inocuidad de los alimentos que consumen los dominicanos, y dijo que la problemática de los alimentos no solo se vincula a su carencia. Asimismo, Paulino señaló que en los hogares hay focos constantes de contaminación y que de ahí la importancia de la educación de la población sobre las medidas de higiene a adoptar, y sobre el riesgo que representa el consumo de las comidas que se venden en las calles.