Publicidad

Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

Publicidad

Estado del Tiempo

viernes, agosto 12, 2022

Perder-perder

La escogencia de la presidencia del Senado fue una operación perder-perder para el PRM, que de haber atendido con tiempo el tema, se hubiese evitado ese ruido en la opinión pública, puesto en los medios por uno de sus propios dirigentes. Y el tema hizo pico.

La ratificación de Eduardo Estrella en la presidencia del Senado es otro mensaje que fortalece la narrativa de que en su etapa en el poder, el PRM y su liderazgo prefieren a los de afuera en lugar de los suyos.

La rebelión de senadores perremeístas que reclaman el cargo para uno de los de su partido, fue sofocada, pero deja un sabor amargo en la organización, porque nada peor que un matrimonio forzado, y peor es sentirse arrimado en su propia casa.

El escenario fue perder-perder para el PRM y Luis Abinader. No apoyar a Estrella para que continuara en el cargo, significaría una derrota política para el presidente, porque se sabe que el Senador de Santiago goza de los afectos y plena confianza del jefe del Estado.

Pero imponerlo sin que Estrella cuente con el apoyo ni de un solo senador, sin dudas que agrieta la convivencia interna en el PRM.

La narrativa de la preferencia de los de afuera en lugar de los de casa, empezó a construirse por la gran cantidad de figuras de la sociedad civil que se han servido con la cuchara grande y al cumplir los dos años de gestión, quedan fuera el jefe de campaña de Abinader, Roberto Fulcar y César Cedeño, jefe de campaña de Hipólito Mejía, fue sacado de un cargo tan importante como el CEA para enviarlo fuera del país, cónsul en Puerto Rico.

Lisandro Macarrulla, en su carta de renuncia, recordó que respaldó Abinader desde que fue precandidato en el PRM y quedó fuera del gobierno de la peor manera, cuestionado por supuestos actos de corrupción en el pasado gobierno.

Hay otras figuras prominentes del PRM, que han tenido que manejarse bajo perfil para no caer en desgracia, porque algunos aliados del gobierno en los medios de comunicación, están al acecho de que comentan el mínimo error para ponerlos arder en el fuego de las redes que persigue a los políticos en los tiempos de los 140 caracteres. De ese fuego, nadie se escapa no importa si es popi o wawawa.

Por: Yanessi Espinal;-
@yanesiEspinal

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario