Publicidad

Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

Publicidad

Estado del Tiempo

lunes, febrero 28, 2022

Presidente Abinader debe hilar fino

"PUNTO DE MIRA"》》》
Sabíamos que estos serían años difíciles y el PRM no estaba muy preparado pa­ra enfrentar la cri­sis porque la seguridad de ga­nar estaba distante debido a la alta estima que tenía el PLD meses antes de las elecciones.
Las medidas que requiere el momento son heroicas y para forjar un verdadero frente que pueda mitigar la crisis econó­mica se requiere el despojo del sectarismo que suele inundar a los partidos en su primera ex­periencia de gobierno.
Luis Abinader ha ido su­biendo y bajando en la sim­patía popular y lleva en de­sarrollo un liderazgo que las circunstancias han entorpeci­do y quizá ni sus propios com­pañeros de partido entiendan la gravedad de lo que está en juego. Como presidente, Hi­pólito Mejía, se perdió en lo claro, se enchumbó de alta­nería y desafió las fuerzas in­ternas de su partido de en­tonces y volvió a sumirlo en el sótano de la política.

El mote de come solos que marcó la primera gestión del PLD es el pecado original del novato. El principio de unidad y lucha de los contrarios mues­tra que la oposición es tan ne­cesaria como los propios. De eso trata la gobernanza. La re­elección promueve la adquisi­ción de opositores, pero es va­riable que dinamita las fuerzas contra la crisis.

En el PRM, la lucha inter­na que puede afectar su futu­ro también empaña la visión de sus dirigentes. Hay males­tares que se pueden descoser sin necesidad de romper. Gui­do Gómez Mazara se levanta como el principal contradic­tor interno. Va en busca de un liderazgo que extravió en el camino y su argumento base para agrupar a sus partidarios es la democracia interna, la que viste con un discurso ra­cial y clasista con un tono pe­ñagomista.

Las disensiones en tiempos de crisis afectan el doble. Sin embargo, también pueden relanzar a dirigentes que han perdido lustre como Guido, Ramón Alburquerque y Fari­de Raful.
Un país con una profunda inflación, dificultades exter­nas y confrontaciones inter­nas reclama habilidad para sacarlo adelante, de esto de­pende el futuro.
El presidente Abinader debe hilar fino.

Por Alfredo Freites ;-
Print Friendly, PDF & Email

1 comentario: