Publicidad

Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

lunes, diciembre 23, 2019

Tres bloques se enfrentan en un confuso panorama

El 2019 cierra con un confuso panorama electoral donde lo único claro es que a poco más de cinco meses de las elecciones presidenciales nadie puede cantar victoria y que el ambiente está tan enredado que los propios bloques electorales lucen sin estrategia clara. El más grande bloque está encabezado por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), el segundo lo capitanea el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y el tercero surgió a la carrera y lo lidera el Partido la Fuerza del Pueblo, que dirige el expresidente Leonel Fernández.
Luego de la división por la salida de Fernández, el PLD se ha enfocado en fortalecer la marca y apela a los logros de sus años de gobierno y sus 46 de fundación para retener a los peledeístas que estén dudando entre continuar en la organización o seguir al expresidente de su partido. En cuanto a estrategia política, el PLD cierra el año escogiendo al PRM como su contrincante, sin dejar de criticar al expresidente Fernández.
La organización afirma que su candidato, Gonzalo Castillo, está en un sólido segundo lugar, sin embargo, una encuesta del Centro Económico del Cibao da un empate técnico entre Castillo y Fernández. Recientemente, el presidente del PLD, Temístocles Montás, reconoció que el posicionamiento electoral de Castillo es inferior al del PLD como marca, pero dijo que trabajan para traspasar esas simpatías al aspirante.
Una encuesta que publicó el ministro administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, establece que la organización mantiene una intención de votos de 35%, pero el Centro Económico señala que es de 31%.
En función de esos números y la declaración de Montás de que la intención de votos del PLD es superior a la de Castillo, entonces el posicionamiento de 25% al candidato del PLD y de 24% a Leonel Fernández en intención de votos que da el Centro Económico del Cibao puede que no esté lejos de la realidad.
Castillo desarrolla una intensa agenda proselitista que cubre con apoyo a los candidatos municipales, pero la marcha que hizo el PLD en la capital es una prueba de que no se trata de eso, sino de proselitismo para posicionar su candidatura. En la amplia publicidad de portada falsa en cinco periódicos que publicó el PLD de la marcha, los candidatos municipales no se observan en ningún lado y el único protagonista es el exministro de Obras Públicas. El cambio de estrategia, el intenso proselitismo y la copiosa publicidad, podrían ser señales de que el PLD y su candidato están conscientes de que deben apurar el paso para retener la Presidencia de la República en el 2020.
Independientemente de los retos que tenga el PLD de cara a la candidatura presidencial, ese partido luce que ha logrado arrancar electoralmente luego de la división, tiene un solo discurso, cuenta con la marca y la estructura del partido más grande del país y el control del poder. Uno de los problemas sin resolver que podría tener ese partido son los seguidores del expresidente Fernández que permanecen en la organización y ese hecho le quita certeza al resultado de cualquier estrategia que se implemente.
Luis suma, pero no llega al 50%
Desde las primarias del 6 de octubre en las que resultó electo con una amplia votación Luis Abinader, ese candidato y su partido solo han recibido apoyo de distintos partidos, entidades y figuras de la sociedad de distintos sectores. El propio PLD reconoció que Abinader encabeza las preferencias en intención de votos.
El candidato del PRM también tiene un paso adelante frente al PLD y la Fuerza del Pueblo. Ese proyecto que por el momento cuenta con cinco partidos aliados para el nivel presidencial, allanó el camino para alzarse con la victoria en caso de una segunda vuelta, pues hizo un acuerdo electoral en el marco de la plataforma Juntos Podemos que cuenta con 12 partidos políticos.
Adicionalmente, el PRM hizo un acuerdo electoral con Alianza País en diversas demarcaciones y aunque ese partido proclamó a Guillermo Moreno como su candidato, el hecho de que se hayan puesto de acuerdo para algunas alianzas, despeja el camino para un acuerdo en el nivel presidencial en primera o segunda vuelta. Alianza País alcanzó 84 mil 400 votos en el 2016, tiene un diputado nacional y algunas alcaldías.
A pesar de todos los hechos favorables que despejan el camino de la candidatura presidencial de Abinader, es sintomático que en la propia encuesta del Centro Económico del Cibao, cuyo gerente, Leonardo Aguilera, reconoció que trabaja para el PRM, la candidatura de Abinader fluctúe entre un 42% y un máximo de 47% sin alcanzar el 50% en intención de votos en el escenario más favorable para su crecimiento.
Leonel logra victorias, pero no saca provecho
Tras la división del PLD y las traumáticas primarias que dieron la victoria a Gonzalo Castillo, Leonel Fernández ha logrado derribar diversos obstáculos para ser candidato presidencial y ha podido articular un bloque de seis partidos aliados. Además de despejar el camino para su candidatura presidencial por dos fallos del Tribunal Superior Electoral (TSE) que declaran inconstitucional los artículos de las leyes de Partidos y Electoral que supuestamente lo impiden, avanzó en que la Junta Central Electoral (JCE) inscribió su candidatura, es el presidente de su nuevo partido y la JCE le aprobó el cambio de nombre al Partido de los Trabajadores Dominicanos (PTD) por el de Fuerza del Pueblo. La organización tiene su propio bloque, nuevo logo, inscribió candidaturas a los cargos municipales e hizo alianzas con otros partidos. Fernández pudo también llevar a efecto actividades tradicionales de Navidad que siempre realizaba en el PLD, almuerzos regionales con la dirigencia, distribuir raciones de alimentos y encuentro con los partidos aliados.
De alguna manera la decisión de la JCE de buscar el apoyo de la Fundación Internacional de Sistemas Electorales (IFES) para auditar los equipos del voto automatizado, también es un logro para el expresidente que ha sido el principal crítico del nuevo modo de votación. Además, el hecho de que la JCE haya decidido contar el cien por ciento de los votos, no hacer transmisión de resultados mientras no se cierren los colegios y el uso del voto automatizado solo en 18 municipios y boleta de papel en 140, de alguna manera le dan la razón a los reclamos del expresidente sobre las debilidades del sistema implementado en las primarias.
A pesar de todo eso y sin dejar de reconocer que en poco tiempo el nuevo proyecto político de Fernández ha logrado mucho, el enfoque estratégico luce rezagado para lograr un buen posicionamiento y sin estrategia clara sobre el camino que tomará para lograr clasificar en las elecciones del 17 de mayo del 2020. De hecho, ese proyecto ha sido débil hasta para capitalizar políticamente los logros ha tenido en los tribunales y otros escenarios pues al mismo tiempo significan derrotas al PLD que ha estado detrás de esas acciones contra Fernández.
Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario