Publicidad

Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

lunes, diciembre 16, 2019

Gonzalo es penco sospechoso

Es inaceptable que se conduzca el país hacia el desaliento.
Mientras se desacelera la economía y se devalúa el peso, muchos se quieren ir. No solo los pobres. También crecen los que plantean la violencia como forma de frenar las actuaciones gubernamentales.
Estamos transitando una franja peligrosa.
Basta una mirada a la actuación del gobierno para percatarnos que el despotismo es su estilo.
Miremos por ejemplo al ministerio público, Jean Alain Rodríguez, en vez de inhibirse en la acusación contra su hermana se ensaña contra Marino Zapete, creyendo que podrá callar a los periodistas independientes.
Jean Alain, entre tanto, es silente ante los casos de Odebrecht-Punta Catalina y el manejo de 11,500 millones de pesos con el hormigón asfáltico, ambos casos denunciados por Alicia Ortega.
Hay una coincidencia sospechosa en manejos de aparente corrupción por Gonzalo Castillo que el Procurador pretende tapar.
En los contratos entre Obras Públicas y la señorita Maybeth Virginia Rodríguez, Punta Catalina, y el hormigón asfáltico caliente se menciona al candidato presidencial del PLD.
Esa política de perseguir a los críticos y ser permisivos ante la corrupción es dañina. Gonzalo pidió que Lidio Cadet, el creador del “penco ñame”, fuera el investigador de la corrupción en Obras Públicas pero el deslenguado investigador eludió la cita y dio carta de olvido a los huérfanos 11 mil 500 millones de pesos.
Esas tres perlas adornan el blasón de Gonzalo. Decirlo no es difamación.
El pueblo no soporta más. No quiere este gobierno.
Ante la impune corrupción la JCE debe cuidarse de imponer mecanismos permitan otro fraude electoral.
Estamos a un tris de violencia social. No atosiguen. 
Por Alfredo Freites ;-
Print Friendly, PDF & Email

1 comentario:

  1. Alfredo hay que ser muy pesimista para escribir tanto despropósito junto, no se gana nada con
    idea pesimista. La realidad del país no es en las redes sociales; mira la calle y la encontrara
    llena de gentes positivas y con deseo como yo de seguir viviendo en mi país con o sin Gonzalo;
    con o sin Leonel (y que Dios nos libre del León), Limpia el espejo de tu cristal.

    ResponderEliminar