Publicidad

Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

miércoles, octubre 09, 2019

Gritos pidiendo ayuda para detener a hombre asesino retumbaron El Tamarindo

Santo Domingo;- Escandalosos gritos en búsqueda de ayuda recorrieron la madrugada de este lunes el sector de El Tamarindo, donde una persona perdió la vida a manos de otra y dos niñas resultaron heridas en una nueva muestra de violencia intrafamiliar.
Los vecinos, quienes intentaron socorrer a las mujeres que pedían ayuda y protección para sus hijos, nunca pensaron que su solidaridad se transformaría en lamento, cuando un miembro de su familia fue atacado “accidentalmente” por el agresor.
No obstante, estos alegaron que previamente el agresor había enviado un mensaje a su mujer amenazando con “matar a todos en su casa” si su cuñada no se mudaba de la vivienda.
Eran poco más de las dos de la mañana, cuando bajo los efectos del alcohol y con la cabeza revuelta ante las problemáticas que le generaba tener a sus cuñados viviendo en su casa, Manuel Alejandro Paulino, de 21 años, desató los gritos de su esposa y su cuñada, quienes salieron despavoridas de su vivienda en búsqueda de ayuda.
“Juana”, como se le conoce en el sector, es una señora mayor quien vive frente adonde ocurrió el suceso y fue la primera persona que ofreció una mano para salvaguardar la vida de la hija menor de la pareja con solo dos meses de nacida y quien sufrió heridas cortantes cerca de su pierna.
“Yo oí la desesperación de una niña de dos meses y pico entonces me dicen que fue que la habían dejado caer, pero la esposa de él y la hermana andaban corriendo. Luego volvieron y yo abrí la puerta porque me iban a entregar a la niña para yo socorrerla y en ese momento yo noté cómo el esposo nos vio”, narró la señora a periodistas de Listín Diario.
En ese momento, cuando la mirada de Manuel Alejandro se posa sobre Juana recibiendo la niña por parte de las mujeres, la cuñada envuelta por el miedo tras haber presenciado la muerte de su esposo y considerándose la siguiente víctima, entró a la casa de manera abrupta y se encerró en una habitación oscura, a la espera de no ser alcanzada. Inmediatamente, Juana intentó cerrar la puerta principal, pero el tiempo no le fue suficiente y recibió la embestida cargada de furia y agresividad por parte de Manuel Alejandro, quien, con un puñal ensangrentado en la mano, buscaba a su otra víctima.
“Él entró a la casa, me tiró para un lado y comenzó a gritar buscando a su cuñada que estaba encerrada en mi habitación con mi niña de 11 años, que es mi nieta y estaba gritando por el suceso”, contó Juana.
El agresor, al escuchar los gritos, rápidamente ubicó la habitación en la que se encontraba la cuñada, tumbó la puerta, la oscuridad en el cuarto le impedía ver, pero sintió un cuerpo encima de la cama y lo “apuñaleó”, sin saber que se trataba de la niña.
SEPA MÁS
La violencia intrafamiliar
Hecho. Dicen que Paulino llegó alcoholizado y de manera violenta a la casa donde residía junto con su esposa, dos hijos y sus cuñados.
Huye. Paulino se subió a su motor y huyó del lugar de los hechos, dejando dos familias devastadas.
Policía. Hasta el momento la Policía no ha ofrecido información sobre el suceso o el paradero del agresor.
Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario