Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

sábado, junio 01, 2019

Ir al extremo

A propósito de que para Camejo – y otros en el PLD- ni la Constitución ni los acuerdos firmados como salida a una crisis política determinada son obstáculos para que las reglas se cambien o se incumplan cuando a alguien desde el poder se le ocurra, la resistencia a nivel internacional para que aquí no se invente con la Carta Magna no se va a quedar solo en el controversial pedido del senador Melendez al canciller del presidente Trump. En efecto, por ahí viene una campañita en la que coinciden una fuerza política pequeña, pero que rinde, y una línea de momento del PRM que lideran Abinader e Hipólito, entre otros sectores del país, según un avance de la dirigente Geanilda Vásquez.
Por cierto, a partir de algunos giros que se han ido dando en la delicada situación interna del partido de gobierno, bien pudiera caber aquí la conocida expresión de que: “Nunca es tan oscura la noche, que cuando va a amanecer”. ¿Se asoma un rayito de luz en el horizonte morado? Veamos: aunque por momentos alguna declaración o propuesta poco diplomática lleven la idea de que se le echa “limón agrio y sal” a la herida profunda referida por el ministro José Ramon Peralta, las cosas cada día van apuntando hacia un entendimiento final entre Danilo Medina y Leonel Fernández.
Eso sí, el poder aplica una estrategia que ojalá no dure mucho, porque hay plazos de ley que deben cumplir los partidos con las candidaturas. De lo que se trata –y se han dado muchas muestras– es de empujar las cosas a un extremo de que se crea que la crisis por el control de partido y del poder es insalvable, y que la división es inminente, buscando sacar un mayor provecho del acuerdo. Ahí, la razón de algunas “insistencias mediáticas” (?) en promover o en aumentar el tamaño de la crisis en el PLD, que aunque es realidad, deberá tener salida airosa.
El jueves hubo buen signo. Y que Gonzalo Castillo diga que –escogido por el PLD- el danilismo apoyaría a Leonel, y éste oferte un acuerdo sobre las candidaturas (¡cuidado con eso!) son señales de acercamiento. De ahí que, más temprano que tarde, muchos de los que estimulan la división morada se quedarían con la cara larga. Un dato: en vez de lograrse más votos para ir por la reforma, se pierden unos siete de los que se creían seguros… Y ya serían ocho menos, con el de la esposa de Tony Peña, ambos idos del PRD (¿).
Por Luis Encarnación Pimentel ;-
encar-medios@hotmail,com
Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario