Publicidad

Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

martes, marzo 19, 2019

Vídeo (▶): El clientelismo

No dijo nada nuevo la diputada Lucía Medina al ligar la hipotética reelección del presidente Medina con la continuidad de empleo peledeista. (Un hombre, un voto. Un voto... ¿un empleo?)
Así lo vivieron los perredeístas y los reformistas cada vez que tocaron poder. Así está grabado en la psiquis nacional y por eso es tan difícil lograr un nivel de institucionalidad que propicie una democracia sana. Si se hiciera la pregunta en una encuesta...
la inmensa mayoría contestará que una vez logrado un cargo, hay que “ayudar” a la familia. O que es normal que los funcionarios (electos y nombrados) se rodeen de amigos y familiares “de su confianza”. La carrera administrativa de hoy es poco más que una coartada.
No es solo una cuestión que afecte a la política o a las instituciones públicas. Así se manejan las fuerzas del orden, muchas empresas privadas, los gremios profesionales, asociaciones de todo tipo...
Y todo termina siendo en un problema de productividad y de eficiencia que está frenando al país ahora que hay que competir fuera. Si los jóvenes bien formados no encuentran espacio para trabajar ni en el sector público ni en el privado. Si los que más se han preparado aspiran a irse porque aquí todo se resuelve a la “antigua manera”. Si la política es solo un empleo y es el empleo... ¿cómo podemos creer que desde las instituciones se impulsará una mejor sociedad? Si el empleo crece... ¿es a base de empleos públicos?, ¿esa es la fórmula?
Lo que funcionaba para muchos sectores económicos ya no funciona. Quizá a la política le esté llegando ese momento de renovarse o morir.
Por Inés Aizpún ;-
Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario