Publicidad

Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

sábado, marzo 02, 2019

Danilo podría pagar el precio de la lucha interna del PLD

Aunque muchos políticos vieron en el discurso del pasado 27 de Febrero como lo principal la sugerencia del presidente Medina de que no abandonará la lucha política, por lo que buscaría la reelección en el 2020, los trabajadores apreciaron el anuncio de un aumento de salarios largamente esperado.
El Presidente dijo ante la Asamblea Nacional que está dispuesto a pagar el precio para servir a la patria, con lo que se refería quizás a la lucha que le espera para ganar la nominación presidencial por el Partido de la Liberación Dominicana, PLD, y a una reforma constitucional.
Más todavía, Medina tendría que pagar el precio de lo que podría quedar de la lucha interna de su partido toda vez que el único candidato que pudiera amenazar sus aspiraciones, el doctor Leonel Fernández, está de lleno en su campaña trabajando día y noche.
Al doctor Fernández le perjudica la creencia de que sería el mejor candidato para la oposición, que ganaría las elecciones venideras dejando al PLD en la calle y dando paso para la promoción de juicios por hechos de corrupción de los últimos 20 años.
Los políticos del PLD que se han propuesto para la candidatura presidencial no son un problema. Todos ellos renunciarán a sus aspiraciones si el gobernante decidiera lanzarse, porque ellos fueron alentados para ver si sus rostros calaban en el electoral, lo que no ha ocurrido.
Es decir, que si se presentara como aspirante en la reunión del comité político que conocerá ese tema próximamente, el presidente Medina no tendrá las objeciones de esos que se han lanzado, y seguramente contará con la mayoría de la dirigencia partidaria.
El afán que pudieran tener muchos líderes medianos del PLD que están en posiciones públicas y los que buscan conseguirlas, además de los adeptos que el gobernante ha sumado en los últimos seis años, radicaría en que creen que con Fernández pierden el poder.
Después de su discurso del pasado 27 de Febrero, el presidente Medina queda al control del “momentum” de la política. Cualquier encuesta de intención de votos que se haga en los próximos días o semanas reflejaría mejor su imagen respecto a anteriores.
El anuncio de que está dispuesto a pagar el precio para servir a la Patria, se produce cuando sus opositores de la calle que le causaron bastantes mortificaciones hace dos años, y los políticos que aspiran al solio presidencial no encuentran la manera de ponerse de acuerdo.
La economía, la economía
Con los informes del Banco Central en el sentido de que la economía  del país creció el año pasado sobre el 6,5% y un estudio de esa entidad que señalaba como procedente el aumento del salario a los empleados públicos, Medina asumió el tema como suyo.
El Banco Central dice que la inflación de enero pasado fue negativa, uno de los puntos en que basó su anuncio el pasado jueves de que mantendrá su tasa de política monetaria en 5.50%. El estudio toma en cuenta los indicadores macroeconómicos internacionales y del país.
El aumento salarial que  Medina propuso fue casi un 100% a los empleados que ganan RD$5,117, que ahora devengarán RD$10,000; los que ganan de RD$10,000 a RD$20,000 recibirán una alza del 10% y un 5% para los que ganan de RD$20,000 a RD$30,000.
La disposición de alza salarial a partir de abril a los empleados públicos que menos ganan causó alegría entre la gente que sería beneficiada por la misma, pero también entre el comercio que espera que tales recursos derivarán en una activación de los negocios.
Medina anunció también que las pensiones mínimas del Estado serán elevadas a partir del mes de abril. Dijo, “los pensionados y jubilados del Estado que reciben la pensión mínima de RD$5,117 o menos se incrementarán a RD$8,000”.
Además que “los pensionados que perciben RD$ 8,000 a RD$20,000 recibirán un incremento de un 10% y aquellos que reciben pensiones de RD$20,000 hasta RD$30,000 tendrán un incremento de un 5%”.
Otra reivindicación para los trabajadores que se discute actualmente con el sector patronal es el aumento de los días por paternidad que de dos se elevará a siete. Con ello Medina atiende a un movimiento mundial extendido en Europa y en Estados Unidos.
La primera institución que anunció la extensión de los días de paternidad post natal fue el Banco BHD León, que dispuso elevar a 10 días laborables la licencia para sus empleados padres, ocho días más de lo determinado en el artículo 54 del Código de Trabajo dominicano.
El alza salarial propuesto por Medina impactará al 55.21% de los servidores públicos que como se dijo en un análisis anterior tenían sus mismos sueldos desde hace siete años. Los aumentos se adelantan a los que pudieran lograr los trabajadores con el sector privado.
Además, Medina le arrebata a los opositores una posible demanda. Ellos han circunscrito sus ataques al régimen a los problemas que se derivan de la corrupción y la inseguridad y no tanto a las reivindicaciones populares que son temas sentidos por los electores.
La política
La política fue remeneada por el discurso del presidente Medina quien hizo que los políticos opositores rechazaran sus fundamentos y aprovecharan la frase de que está dispuesto a pagar el precio para servir a la Patria. El grito general fue: “¡Reelección!”.
Los líderes políticos tienen ante sí la propuesta de ponerse de acuerdo para llevar una fórmula que pudiera enfrentar al oficialismo ya sea la reelección o la candidatura del ex presidente Fernández. El temor al gobernante actual no es disimulado.
Un problema que tienen los políticos opositores, que representan a partidos minoritarios, excepto el Partido Revolucionario Moderno, PRM, es que todos sus líderes quisieran ser el candidato presidencial, lo que dificulta cualquier acuerdo.
El principal aspirante presidencial del PRM, Luis Abinader, quien se encontraba en Nueva York en labores proselitistas mientras el presidente hablaba ante la Asamblea Nacional, dijo que procede ponerle fin al desorden migratorio prevaleciente, y organizar a RD como una sociedad democrática.
Antes de su discurso, el presidente Medina removió parcialmente su régimen, al designar un nuevo ministro de Educación que sustituye al renunciante y aspirante presidencial del PLD, Andrés Navarro. También sacó de su puesto a José Francisco Peña Hernández, hijo de José Francisco Peña Guaba, presidente del Bloque Institucional Socialdemócrata, BIS .
Con los decretos del domingo 24, el presidente también se quitó de encima a Franklin Almeyda Rancier, de quien se había denunciado que ostentaba un cargo de ministro sin Cartera con sueldo de RD$250,000 sin tener funciones. Es la cara visible de la campaña del doctor Fernández.
Por Guarionex Rosa ;-
ANALISTA POLÍTICO
Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario