Publicidad

Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

miércoles, febrero 06, 2019

Demoliendo “puntos”: El museo nacional del absurdo

LA POLICÍA VENDE EL MUEBLE.- Por humorístico que pueda parecer, el hecho no deja de ser trágico. Ocurrió en Baní, donde las autoridades “en un momento de suprema lucidez”, descubrieron el helado en palito, averiguaron que primero fue el huevo que la gallina e incluso confirmaron científicamente por dónde cÖ es que le entra el agua al coco. Es cierto. Parece un chiste malo, pero sus resultados de sangre y descomposición social no son cosa de risa. En Baní, la decisión oficial de combatir el microtráfico de drogas demoliendo los puntos de venta, o sea, las casas donde se ofrece “el producto”, es una muestra más del surrealista museo del absurdo en que, de a poco, se va convirtiendo el país, institucionalmente.
Si no fuera por el drama humano que todo esto encierra, uno les contaría lo que ayer me recordaba alguien en el bar de las dudas. Cuentan que los amigos del barrio de un buen señor le informaron que su esposa le era infiel en el mueble de la sala de su casa. El señor escuchó indignado la información y salió raudo hacia su hogar. Regresó una hora después mucho más calmado y, satisfecho, informó a sus amigos lo siguiente: “YA SOLUCIONÉ EL PROBLEMA VENDÍ EL MUEBLE”. El narcotráfico y el manto de sangre y descomposición social que él supone es lo que hace imprudente este chiste. Pero alguien que entienda un poco de comunicación estratégica o por lo menos de lógica elemental debería aconsejar a los señores.
“¿DEMOLIENDO PUNTOS?”.- Y mientras todo esto ocurre y la nación es un gran circo de mentiras, de nuevos ricos lavadores y de dignísimos y honorables nietísimos de ladrones de gobiernos de hace mil años, en Baní están demoliendo casas para “destruir” los puntos de drogas; el hermano de Buche, orgulloso, defiende la calidad del producto que se vende en los puntos de su hermano (los mejores), y en Estebanía, Azua, un expequeño distribuidor de drogas, conocido como “El Músico”, expresa su ciudadana queja porque en esa ciudad ya no es rentable dedicarse a la venta de drogas por culpa del alto peaje que, según el señor, se debe pagar a miembros de la Policía Nacional, razón por la que ahora se dedica a la agricultura. Por cierto, ni en el PLD ni el PRD tienen necesidad de entrar al mundo de la agricultura, pero sí deben ponderar mejor los consejos que, sobre su alianza electoral les viene ofreciendo desde hace tiempo y canciones al Dr. Joaquín Ramón Martínez Sabina, y ya me explico.
UN CONSEJO NO PEDIDO.- La alianza del PLD con el PRD remite a los versos del Dr. Martínez Sabina en sus teoréticas divagaciones: “CAMINITO AL HOSTAL NOS BESAMOS EN CADA FAROLA/, ERA UN PUEBLO CON MAR/, YO QUERÍA DORMIR CONTIGO/ Y TÚ NO QUERÍAS DORMIR SOLA”. Y es que en el próximo torneo electoral el PRD no puede darse el lujo de “dormir solo”, sin correr el riesgo de perder su personería jurídica, lo que aceleraría su proceso de casi desaparición. Además, con esta alianza no lo habrá perdido todo, pues es de suponer que algunas caricias presupuestarias seguirán llegando. Por su parte, bien saben los morados que en política “se barre para adentro”, que grano a grano “se llena la gallina el buche”.
PASAR DE IGLESIAS A SABINA.- En 2020, para el PLD será de crucial importancia electoral ese 4, 5 o 6% por ciento de los votos que el partido blanco podría aportar al candidato morado. Miguel Vargas y Danilo Medina, que se quedaron extasiados en las canciones de Julio Iglesias y Los Panchos, deberían ser fanáticos del genio de Úbeda, el Dr. Martínez Sabina, Joaquín Ramón. Precisamente, según mis fuentes, es a Vargas y a Medina (y a sus respectivos partidos) a quien le canta Joaquín cuando recuerda que, en alguna noche, en aquella ciudad de historia y farolas, “YO QUERÍA DORMIR CONTIGO Y TÚ NO QUERÍAS DORMIR SOLA”. Felices sueños electorales a blancos y a morados, y que en la próxima ocasión haya mayor respeto de parte de Vargas y de Medina hacia el Dr. de las noches perdidas y las vidas ganadas: “ME ECHARON DE LOS BARES QUE USABA DE OFICINA/ Y UNA VENUS LATINA ME DIO LA EXTREMAUNCI”NÖ PERO LO NIEGO TODO, AQUELLOS POLVOS Y ESTOS LODOS”.
Por Pablo McKinney;-
pablomckinney@gmail.com

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario