Publicidad

Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

martes, enero 15, 2019

Video (▶️) Yaniqueque vuela más rápido que ovni

En sus labores de contacto de masas Leonel Fernández mostró el domingo una característica nueva en sus acciones de campaña.
Al retornar a la capital se detuvo en Juan Dolio a comprar unos yaniqueques que no era eso en realidad sino dejarse ver y hacer un poco de presencia para renovar los votos. Conozco los políticos.
Creo que si quería la harina frita bastaba que algunos de sus compañeros bajasen y las comprara, pero lo que quería Leonel era un aseo de pueblo, untarse con el posible público concurrente a la venta de frituras.

Una faceta poco conocida de Leonel por parte del público es su fi no sentido del humor. Sabe encontrar lo gracioso en cosas triviales para generar un ambiente distendido.
Con esta parada sorprendía a sus acompañantes y también al público ya que sabe su valor de mercado y el efecto que causa, de manera que esta salida, aun fuera políticamente planeada, tuvo frescura de novedad. Caló en el público.
Antes de que tragara el primer mordisco del yaniqueque, la operación de contacto con las vendedoras había dado la vuelta al mundo. Ese yaniqueque obsequiado por las fritangueras había volado más rápido que un ovni merced a las redes digitales. Los partidarios de Leonel Fernández repartidos por todo un domingo de familia se alocaron y tecletearon sin parar. Todavía ayer, me llegaban gráficas y comentarios sobre la operación yaniqueque.
Esta acción para mí tiene varias lecturas. Dije que era una característica nueva en sus acciones de campaña salirse del guión, como si Leonel evaluara su peso en las redes; quizá, que no lo creo, puso a prueba su soporte digital sin previo aviso. Lo trascendente es que el simple gesto de pararse ante una fritura fue noticia de primera página y sacudió todas las apps conocidas.
Otro detalle para tomar en cuenta es que sin un quizás, la sociedad entera está bajo el infl ujo de las computadoras. No es cuestión de clase media y alta. En un video vi que una de las vendedoras corrió por su móvil y congeló el momento.
Una foto con el amigo presidente no es toma cotidiana. Esa gráfi ca digital también recorrió el mundo familiar de las venduteras de Juan Dolio. El yaniqueque puso en las redes que Leonel es noticia y que tiene su ejército digital. Hasta él mismo fue objeto del impacto. Están atrás muy atrás los jurásicos.
Por Alfredo Freites ;-
alfredofreitesc@gmail.com
Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario