Publicidad

Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

viernes, enero 18, 2019

Reporte de Human Right Watch vuelve a cuestionar política migratoria local

Dice ACNUR verificó nacionalidad dominicana de más de 2,800 ascendentes de haitianos,,,
En el Informe Mundial 2019 de Human Right Watch, divulgado ayer, la entidad vuelve a cuestionar las políticas migratorias de la República Dominicana que han afectado a descendientes de haitianos, como lo hizo en el reporte de 2018.
“Además de los deportados, muchas personas abandonaron la República Dominicana bajo presión o amenaza. De más de 6,000 bajo investigación, la Agencia de Refugiados de la ONU (ACNUR) ha verificado la nacionalidad dominicana legítima de más de 2,800 personas que se encuentran en Haití”, dice la entidad no gubernamental.
El informe hace referencia a las consecuencias de las políticas migratorias dominicanas y al Plan Nacional de Regularización de Extranjeros ejecutado por el Gobierno.
“Al menos 250,000 dominicanos de ascendencia haitiana y migrantes haitianos que trabajan en la República Dominicana volvieron a ingresar a Haití entre junio de 2015 y marzo de 2018, luego de que las autoridades dominicanas iniciaron las deportaciones de acuerdo con un polémico Plan 2015 para la Regularización de Extranjeros en la República Dominicana”, indica el reporte.
Agrega lo mismo que reportó en el informe de 2018: “Muchas deportaciones no cumplieron con los estándares internacionales y muchas personas han sido arrastradas a deportaciones sumarias arbitrarias sin ningún tipo de audiencia”.
La entidad estima que, solo durante los primeros seis meses de 2018, casi 70,000 haitianos fueron devueltos a su país. “Después de ser renovado tres veces, el Plan para la Regularización de Extranjeros finalizó en agosto de 2018, dejando a más de 200,000 haitianos que permanecen en la República Dominicana sin documentos válidos a un riesgo continuo de deportación”, agrega.
En esta 29ª edición de su informe mundial, de 674 páginas, Human Rights Watch analiza las prácticas de derechos humanos en más de 100 países.
En el reporte del año anterior precisó que algunos de los deportados más pobres vivían en campamentos no oficiales en el área de Anse a Pitres (Haití), en condiciones difíciles con poco o ningún acceso a servicios básicos.
Diario Libre intentó conseguir una reacción al reciente informe del Ministerio de Interior y Policía y de la Dirección General de Migración, pero no se pudo obtener.
La sentencia del Tribunal Constitucional 0168/13 establece que a los hijos de extranjeros en tránsito no les corresponde la nacionalidad dominicana. Esta decisión ha generado continuas críticas al país de parte de la comunidad internacional que considera que muchos descendientes de haitianos han quedado como apátridas.
Con la Ley 169-14 se estableció un régimen especial en beneficio de hijos de padres extranjeros no residentes nacidos en el territorio nacional entre el 16 de junio de 1929 y el 18 de abril de 2007.
Human Right Watch sostiene que hay apatridia en dominicanos de ascendencia haitiana.
Panorama en Haití 2018
Human Right Watch describe también que en 2018 la inestabilidad política continuó en Haití “para obstaculizar la capacidad del gobierno haitiano de satisfacer las necesidades básicas de su pueblo, resolver problemas de derechos humanos de larga data o abordar crisis humanitarias”. Destaca que hubo un resurgimiento de la violencia de pandillas que ha llevado a una mayor inestabilidad.
Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario