Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

viernes, enero 11, 2019

Comunidad internacional debe estar alerta por miles de Haitianos con cédulas

La gran estrategia implica dos peligros que debes considerar y combatir, Primero, los éxitos que te brinda en tus primeras campañas quizá tengan el mismo efecto en ti que el que la victoria fácil en el campo de batalla tiene un un general: Ebrio de triunfo, podrías perder el sentido del realismo y de la proporción del que dependen tus futuras acciones. Aun grandes estrategas como Julio César y Napoleon cayeron finalmente víctimas de esta dinámica: habiendo perdido su sentido de la realidad, empezaron a creer que sus instintos eran infalibles. Cuanto mayor la victoria, mayor el peligro. Cuando maduras, cuando procedes a tu siguiente campaña, debes reatrincherarte, esforzarte el doble por refrenar tus emociones y mantener tu sentido del realismo. 


Nunca antes en la Historia política de la República Dominicana, se habían planificado algo tan macabro, siniestro, sin escrúpulo y desordenado, por las ambiciones politiqueras y personales de un grupo de la sociedad civil, prestarse a darles miles de miles de cedulas a ciudadanos haitianos, dotarlos de apellidos y nacionalidad con el oscuro propósito de que voten masivamente por el partido o la tendencia que los implicados en este desorden señalen. 



Dotar a personas extranjeras sin tener apellidos de nacionales dominicanos, es un echo sin precedente y culminara en un desorden mayúsculo cuando los demás partidos en las urnas señalen o bloqueen ese ciudadano que no sabes ni hablar español y sus votos sean observados o no lo dejen votar, el desorden sera desproporcionado y descomunal , entre discusiones violentas, por violentar sobre todo la constitución dominicana. 



Miles y miles de haitianos son echo dominicano al vapor con la finalidad de ponerlo a votar en los próximos comicios del 2020, un crimen así debe ser castigado con todo el peso de la ley y la comunidad internacional debe velar por los derechos de los demás países y se ponga de ejemplo amonestador el caso de la República Dominicana, que tiende a preocupación, uno porque estos nacionales haitianos no son dominicanos y otro que con esto están suplantando una población para darles paso a otro población que sin apellidos se roban apellidos de muertos y de dominicanos desaparecidos con el firme propósito desmedido y desmesurado de estar en el poder a como de lugar. 



Acciones tan descabellada como esta debe la comunidad internacional tomarlo en cuenta, los organismos internacionales tanto la Organización de Estado Americano (OEA) como la ONU, no debemos dejar pasar por alto estas acciones gansteriles y deshonestas, debemos velar por la transparencia de los próximos comicios electorales y que ganes el que elija el pueblo en buena litz y dejarnos de suplantar población con el firme propósito de amañar, engatusar  y enlodar el proceso electoral venidero.
Por William Reyna ;-
Print Friendly, PDF & Email