Publicidad

Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

martes, enero 29, 2019

¿Bajar a Leonel?

Un PLD acostumbrado a celebrar el éxito de su tradicional disciplina y unidad de sus fuerzas internas, muy difícilmente pueda cantar victoria electoral si un sector influyente apuesta al descrédito del aspirante presidencial mejor posicionado para garantizar que la organización se reafirme en el poder. Si el dolor de cabeza de alguna gente embriagada de poder y con la perspectiva perdida -no hablamos del presidente Medina-, es el expresidente Leonel Fernández, no es oportuno que “compañeros” y estrategas de ocasión se empecinen en cerrar el paso o dañar a alguien de la familia partidaria con quien mañana pudieran compartir jornadas políticas o que, incluso, pudiera significar su garantía frente a una oposición inquisidora.
Se habla de que nunca segundas partes son buenas y, por demás, hay que ser cuidadoso con las malas compañías, por aquello de “dime con quien andas...” En las elecciones anteriores, se atribuyó a un área del sector oficial el haberle traído por las greñas el nombre de Quirino al país con miras a frenar los “vientos” profusos de Fernández en ese momento, pese a que fuera el exgobernante y titular del partido morado quien metió preso y extraditó a Estados Unidos a dicho personaje. Ahora, cuando el puntero aspirante del PLD al 2020 cuenta con una plataforma electoral que no tenía en el 16 (proyectan dos millones de firmas para abril y dos millones 750 al  escribir la candidatura) y reafirma de que “no hay marcha atrás”, su equipo denuncia planes de una nueva campaña sucia a cargo del venezolano JJ Rendón, involucrado con narcos colombianos (¿). A decir del pueblo, los perros de ahora no se amarran con longaniza. ¿Se jugará  a la derrota del PLD? Para Leonel -y para Danilo-, realidad y condiciones de ahora son muy distintas y distantes a las del 16. Esa vez  no había el peso que hay hoy con el tema  constitucional. Además, si Fernández (seis senadores y varios miembros del CP a los que hizo figuras y mantuvo en los cargos durante sus tres periodos de gobierno lo traicionaron) se paraba y echaba el pleito, como ahora, se hubiera divido el Partido y lo sacaban del poder, atribuyéndosele la culpa de la derrota. Hoy, con riesgos y amenazas parecidos -incluido lo de la pervertida y mal entendida guerra sucia denunciada- otra sería la historia y otros los culpables, aun no dando la cara.
Por Luis Encarnación Pimentel ;-
Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios:

Publicar un comentario