Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

martes, noviembre 13, 2018

Plato fuerte (2 de 2)

Como avanzamos -y abona Roberto Rosario-, todo estaría listo en el Congreso para encaminar una aventura de reforma constitucional, aunque todavía el pasar del dicho al hecho depende de que Danilo Medina dé el “banderazo”. En lo personal, el hombre -con impedimento-, no está por reelección para el 20, pero sí por “habilitación” para más adelante. Aunque estrategas y áulicos preferirían que se inclinara por un “bateo y corrido”, el gobernante -con visión más aguda para ver costos y consecuencias políticas que no ven otros- se tranzaría por una liberación del impedimento, porque así en otro período  podría eventualmente capitalizar los frutos de Punta Catalina, de las relaciones con China y la incidencia que le reporten las próximas elecciones a nivel del Congreso, de los ayuntamientos y de otras instancias de poder.
Hay un dilema-tranque, en dos direcciones que, de no resolverse con inteligencia y vocación de poder, podría mandar de patitas al PLD a la oposición. Primero, un factor de credibilidad y confianza por el medio para abrirle una carta de ruta a Medina, aun con destino y fecha de vuelo y, segundo, la rígida condición de Danilo, de que no sea él ni Leonel, sino un tercero, el que mejor marque. Pero ninguno, incluso todos los demás juntos, ha despegado. Solo los dos primeros y doña Margarita marcan. En un momento se pensó en ella como solución, por sus números y para poner en apuros a Fernández, apoyando la esposa. Pero hubo un giro de estrategia, y ya ni ella, por eso han comenzado a bajarla en las encuestas, y se deja caer que “están los votos” para reformar la Carta Magna. Y ojo, del PRM  darían una manito, a fin de atizar el lío morado. Mientras  Leonel en San Juan, la tierra de Medina, lanza un grito de guerra, con su “no hay marcha atrás” y la salvedad de que cuando en el 2011 consiguió dos millones 200 mil firmas de apoyo que le llevaron en carretillas al Palacio de los Deportes, las puso a disposición del PLD y no se embarcó en modificar la Constitución para beneficio propio. El tema se analiza en varios sectores, entre ellos, que creen que, ante un intento de reelección, Leonel podría ganar con un frente opositor, pero que sin acuerdo con Danilo, lo más seguro es que gane Abinader. Por eso, una familia sonora ya mira para allá y en un ex del CONEP para jefe de gabinete.  Hay más.
Por Luis Encarnación Pimentel ;-
encar-medios@hotmail.com
Print Friendly, PDF & Email