Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

jueves, octubre 11, 2018

Reformistas ingresarían a Comité Central del PLD

El PLD cometió el error de cerrar sus puertas a nuevos miembros desde el 2011 impidiendo el ingreso de muchos simpatizantes. Esto ha congelado la matrícula sin reemplazar fallecidos y desafiliados además de que retiene una plantilla envejeciente. Los partidos nacionales están controlados por los jurásicos que ni sueñan con el retiro. El PLD no escapa de eso. Críticos de la situación se me han arrimado para quejarse.
Aducen que su poderoso Comité Político se asemeja a un consejo de ancianos y han gestionado que sus posiciones sean casi vitalicias. Legales o no, los cargos y estatutos parecen un regalo divino. Muchos de esos gerifaltes están por encima del bien y del mal. A tal nivel llega esa preeminencia que en las campañas electorales no van a los actos y me dicen que algunos ni siquiera votan. Por eso me sorprendió que uno de los jurásicos, Franklin Almeyda Rancier (en cuya casa se fundó el PLD) haya propuesto que abran puertas y ventanas hasta el mes de febrero para oxigenar la entidad.
Esa propuesta tiene también sus bemoles. Jurásicos de otras parcelas han anunciado su ingreso al PLD. Se destacan en esa gestión dirigentes de viejo cuño del PRSC que al parecer pretenden tomar por asalto los morados al callado grito balaguerista de ¡Reformistas a la carga, a paso de vencedores!
Estos personajes que mudan la chaqueta porque la colorada se destiñe, pretenden además ingresar por la ancha puerta y ser además de miembros, dirigentes del más alto nivel. Aducen que en el PLD los militantes que tienen el cargo de congresistas suben inmediatamente al Comité Central.
De manera que no tiene nada de extraño de personalidades de la talla de Lila Alburquerque podrían ser vistas en breve plazo como parte de la bancada peledeísta y hasta encaramarse como vocera debido a la proporcionalidad de género para la elección de cargos en los partidos. Lila, por ejemplo, ya fue presidenta de la Cámara de Diputados con notable desempeño en el reparto de prebendas a los congresistas y quien fundó numerosas fundaciones bajo su control. Curiosamente fue ella quien sirvió para declarar presidente a Hipólito Mejía contra Danilo Medina. Fue debidamente gratificada por el gobernante en ese momento perredeísta.
Actualmente Lila tiene un apego danilista que da envidia, ya que además de congresista reeleccionista tiene un cargo diplomático.
Esa propuesta de Almeyda podría atraer jóvenes y también mañosos jorocones.
Por Alfredo Freites ;-
alfredofreitesc@gmail.com
Print Friendly, PDF & Email