Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

lunes, octubre 08, 2018

Los resultados de Gallup

Los resultados publicados por el periódico Hoy la semana recién transcurrida sobre la Encuesta Gallup son estremecedores para el gobierno del Presidente Danilo Medina y deben, a mi juicio, llamar a una reflexión profunda del mandatario acerca de la delicada situación que tiene por delante en el próximo año y medio que le queda a su período presidencial.
Según los datos de Gallup, el 84% de la población estima que el desempeño del gobierno es malo o muy malo en cuanto a seguridad ciudadana y en la lucha contra la delincuencia. Un 78.7% califica malo o muy malo el desempeño del gobierno en el control de los haitianos ilegales.
Sólo un 14.1% de la población aprueba su gestión en este tema.
Estos dos aspectos fundamentales de la gestión de gobierno, planes de seguridad pública y tema migratorio haitiano, fueron encomendados por el presidente Danilo Medina al ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, con plenos poderes, desde el inicio de su gobierno, hace 6 años. El fracaso ha sido rotundo y el rechazo del pueblo por el orden del 80%. No nos oyó el Presidente cuando teníamos la condición de aliados. La realidad hoy nos da la razón.
El 59.1% de la población según la Encuesta Gallup desaprueba el gabinete del presidente Medina; la valoración del desempeño del mandatario del 62.7% que tenía el año pasado va en picada a 47.8%, refl ejando un gran desgaste en el ejercicio del poder. En el plano de posibles escenarios electorales, Leonel Fernández encabeza la percepción de quién será el próximo Presidente de la República, con un 21.8% frente a 18.6% del presidente Medina y un 12.1% de Luis Abinader.
Igualmente, ante la pregunta de quién debe ser el candidato del PLD, el Dr. Leonel Fernández alcanza 23.6%, frente a 15.8% del presidente Medina y 4.1% de doña Margarita Cedeño, esposa del expresidente Fernández.
El rechazo a la reelección y a la posibilidad de una reforma constitucional alcanza el 71.4%. El 58%, según Gallup, entiende ahora hay más corrupción que en todos los gobiernos pasados.
El panorama que describe Gallup, publicado por el periódico Hoy, es desolador.
Creo que para el presidente Medina la Encuesta Gallup debe ser un instrumento de gran refl exión, fría, serena, de qué hacer frente a este panorama tan difícil que se le plantea, coincidiendo con un deterioro gravísimo de las relaciones diplomáticas de Estados Unidos con su gobierno; en momentos en que el Vicepresidente de EEUU condena públicamente a la República Dominicana por haber roto sus relaciones con Taiwán, sosteniendo que fue el Partido Comunista Chino el que convenció a nuestro gobierno, al de Panamá y el de El Salvador, de tal acción.
Creo que ha llegado el momento decisivo para que el Presidente entienda que, no existen condiciones mínimamente parecidas a las que le permitieron hace cuatro años maniobrar para quedarse en el poder a través de un proyecto de reelección. La Encuesta Gallup debe servir para que el Presidente entienda que, la situación del país que él está percibiendo desde el Palacio no es la que está padeciendo el pueblo dominicano hoy día, y que retrata la Encuesta de Gallup. El objetivo central del presidente Medina debe de ser concentrarse en mejorar en este año y medio que le falta el desempeño de su gobierno y terminar lo mejor posible.
El Presidente debe percibir no es momento para crear nuevas crisis; de confrontaciones estériles, ni internamente en su partido, ni externamente.
Debe ser momento en que él se convierta en un ente de concordia e impulse grandes reformas que necesita el país para preservar su estabilidad macroeconómica y revertir la pésima política migratoria que ha permitido una invasión masiva haitiana y la toma de los Hospitales y Maternidades de la República Dominicana por decenas de miles de parturientas del vecino país.
Si el presidente Medina, por el contrario, no interpreta correctamente los demoledores resultados de la Gallup y sobreestima su poder y sus fuerzas internas desafiando el orden constitucional que prohíbe su reelección, va a aumentar drásticamente el desgaste de su gobierno a niveles insospechados y puede terminar su período en un grave proceso de ingobernabilidad y de extrema debilidad.
A Dios que lo ilumine y lo haga tomar la decisión correcta, tanto para el país como para él mismo.
Por Vinicio Castillo Semán ;-
Print Friendly, PDF & Email