Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

lunes, octubre 08, 2018

El Papa Francisco traza la raya

El Papa Francisco, conturbado por los innumerables escándalos de abusos sexuales que cometen sacerdotes y altos jerarcas del clero en distintas partes del mundo, trazó ayer esta especie de Raya de Pizarro: “Tanto los abusos como su cobertura ya no pueden ser tolerados”.
Y advirtió: “Un tratamiento diferente para los obispos que los cometieron o los encubrieron es, de hecho, una forma de clericalismo que nunca más será aceptable”.
El Sumo Pontífice no solo ha sido contundente en este planteamiento, sino que ha convocado a los presidentes de las conferencias episcopales de todo el mundo para discutir esta nueva línea de conducta y disciplina que, de alguna manera, recibirá como insumos esenciales los planteamientos del Sínodo de obispos, que se celebra actualmente en el Vaticano, sobre el tratamiento que merecen los jóvenes de todo el planeta.
Los clamores para que se produzca una verdadera profilaxis de los curas perversos que se agazapan dentro de la Iglesia y violan o acosan sexualmente a niños, niñas y adolescentes, crecen en la medida en que se denuncian casos gravísimos que han dado lugar a la expulsión de sacerdotes, obispos y cardenales en América Latina y otras partes del mundo.
Y vienen desde dentro de la propia Iglesia, como es el caso del pronunciamiento del cardenal alemán Reinhard Marx, uno de los asesores directos del Papa, en el sentido de que los fieles ya no aceptan los débiles argumentos con que las jerarquías católicas han encubierto, minimizado o descartado tales desafueros.
El LISTÍN DIARIO, que ha abierto sus páginas a las desgarradoras confesiones de personas que sufrieron abuso sexual y chantaje por parte de sacerdotes y pastores de iglesias evangélicas, encomia este paso trascendental del Papa Francisco, como una inevitable respuesta a los episodios que empañan y amenazan con debilitar la confianza que se ha ganado la Iglesia entre millones de fi eles del mundo.
No son los reportajes del LISTÍN DIARIO los que dañarían a la Iglesia. Son las depravaciones de delincuentes que, al amparo de una aureola de santidad, agreden y traumatizan las vidas de muchos niños, niñas y adolescentes, manzanas podridas que deben ser echadas rápidamente al basurero para que paguen las culpas de su ignominia ante la justicia terrenal y la celestial.
Tomado del editorial de 
El Papa Francisco traza la rayade la fecha ;-
Print Friendly, PDF & Email