Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

viernes, agosto 10, 2018

PRM, aceras y caderas

“Este cambio de acera de tus caderas”. J. S.,,,,  
CON PANTALONES LARGOS.- No es por viernes ni por romanticismo, sino por pura Real Politik que debemos comenzar este Bulevar citando una vez más al de Úbeda: “ese cambio de acera de sus caderas, estas ganas de nada, menos de ti”. Pero ¡cuidado!, que no estoy hablando de caderas literales que perturbaron, sino de caderas políticas legislativas exhibidas en el proyecto de Ley de Partidos aprobada el martes con el apoyo sorpresivo de los diputados del PRM.
Ese cambio de acera de los legisladores perremeístas, tiene mucho que ver con la madurez política que paso a paso va alcanzando ese partido, otrora PRD-Mientras tanto, y hoy luchando por vestir pantalones largos. Era ya tiempo de que el PRM entendiera que debe apoyarse en la sabiduría de aquellos cantores cubanos de los tiempos de la guerra fría cuando aseguraban: “Estamos más que seguros de la razón del hermano, lo que es bueno para el yankee para los pueblos es malo”, o sea, que todo lo que es malo para el PLD (para su unidad interna, por ejemplo) es bueno para el PRM, que es la alternativa electoral a un PLD que, ya ven, insiste en morirse de sus éxitos, justo en el momento en que los numeritos del gobierno y del partido, aunque siguen siendo positivos, no son lo que eran, ni los vientos internacionales que soplan desde el norte pueden ser peores, Odebrecht, Tucano, por decir.  Los místeres gringos andan ahora, cual Proust, en busca del tiempo (del liderazgo) perdido, y como antes fue el comunismo, después el narcotráfico y más tarde el terrorismo, ahora su arma de reglamento es la corrupción, tema en el cual la partidocracia dominicana (que encabeza el PLD) tiene más falencias que un periodista que ha perdido la sintaxis o dice “habemos”. Si algo faltaba, la influencia de China en América Latina, y próximamente en nuestro país, no deja de avanzar y fortalecerse, cosa que nos explicará hoy viernes con lujo de detalles en Enfoque Matinal por CDN, el expresidente chileno Eduardo Frei, uno de los principales responsables de la exitosa política exterior y la estrategia comercial de la patria Neruda hacia todo el sudeste asiático.
LA MANO NEGRA.- Por primera vez en su corta existencia, el PRM no está por la labor de sacarle las castañas del fuego al partido al que debe vencer en 2020, sino todo lo contrario, pues ahora se trata de echar leña al fuego de las contradicciones entre danilistas y leonelistas. Y es que, en política, no basta con hacer lo debido para fortalecerse uno, sino que además se debe hacer lo imposible por debilitar al otro. Todo parece indicar que, de tanto ser victima de las estrategias peledeístas en ese sentido, -recuerden “la mano negra” (morada) tan decisiva en la victoria de Mejía sobre Vargas Maldonado o la de Abinader frente a Hipólito-,  los jóvenes dirigentes del PRM, con la pasión de sus escasos años (cualquier chica cumple ya 45), le han cogido la seña a los morados y ahí están, propiciando que toque fondo la crisis de ese partido, pues con su apoyo al sector Medina en el tema de la ley de partidos, no ha hecho otra cosa que ayudar a que esa facción aplaste a la de Fernández, al punto de que se habla de recursos ante el Tribunal Constitucional, e incluso de  la posibilidad de una huelga, y no de besos ni de abrazos, sino de brazos y sobre todo de apoyos y votos caídos.
“Y EN EL ÚLTIMO TRAGO NOS VAMOS”. Es ante este escenario que la nueva estrategia del PRM ha creado, que uno entiende la urgente y humana necesidad del diputado Rubén Maldonado quien, justo y después de lo ocurrido en la histórica sesión de Cámara de Diputados del martes en la que se aprobó el proyecto de Ley de Partidos, entendió que ante tal derrota, no había más salida que romper solemnidades, enterrar simulaciones, matar dobleces morales, y con el corazón político partío en mil pedazos, confesarlo: “después de lo de hoy, yo me vo’a da un trago”. Uno imagina que lo hizo en el bar de sus nostalgias, sabiendo como sabe que, “al amarga’o (en el amor o la política) todas las canciones le pegan”. Si no lo sabrá uno... Tócala otra vez Perales: “... una locura/ que solo floreció una primavera/ que no pasó de ser una aventura/ y el viento del verano marchitó”.
Por Pablo McKinney ;-
Print Friendly, PDF & Email