Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

sábado, 28 de julio de 2018

¿Y quién es Almagro? ¿Qué hace? ¿Qué trae?

Se informó que viene Luis Almagro, Secretario General de la OEA, y que República Dominicana debe sentirse de “plácemes” con tal visita.
Se recordó un alegado desagravio de Almagro a los dominicanos por la complicidad  de la OEA en la agresión militar de 1965.
Fue un “golpe de pecho”, “puro teatro” personal y no un desagravio. La trayectoria de la OEA es perversa por los intereses de los países a los que sirve desde que la fundaron.  Veamos:

*Satisfacción ante la intromisión en 1954 contra el gobierno guatemalteco de Jacobo Arbenz, de Guatemala.
*Abril 1961, invasión a Cuba en Playa Girón, por centenares de mercenarios asesinos, dirigidos por la CIA, mientras la OEA contemplaba muda.
*1965, más de 42,000 marines norteamericanos invaden República Dominicana utilizando la OEA como pantalla que intentó justificar ese crimen de lesa humanidad.
Es misión imposible exonerar de culpas a la OEA, violadora de elementales derechos del pueblo dominicano y corresponsable de la muerte de miles de ciudadanos, razones sobrantes para proclamar NO GRATA la visita de Almagro y de cuantos atenten contra la libre determinación de nuestro pueblo, o cualquier otro latinoamericano.
*1982: “Guerra de las Malvinas”: Reino Unido contra Argentina, y a la OEA le bastó una simple declaración, luego del mes de enfrentamientos.   
*1983: Asesinato de gran número de ciudadanos incluido el primer ministro de Granada, Maurice Bishop, en la intervención estadounidense al pequeño país caribeño, mientras la  OEA repetía su irresponsabilidad cómplice.
*Decenas de miles de asesinatos, desapariciones, campos de concentración, robo de niños, centros de torturas, lanzamientos desde aviones de mujeres y hombres, se produjeron en múltiples países gobernados por militares en la Operación Cóndor: bajo la misma complicidad de la OEA, que nunca promovió expulsar esos países.
Con esa historia lúgubre poblada de cadáveres, la OEA es el “ministerio de Colonias” de Washington, bautizada por Raúl Roa García, Canciller de la dignidad siempre, para orgullo de Cuba y América Latina.
Próxima entrega: el adiós para Almagro, de José -Pepe-Mujica.
Por Raúl Pérez Peña (Bacho) ;-
lasmanaclas@gmail.com
Print Friendly, PDF & Email