Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

lunes, 30 de julio de 2018

Bañados por las glorias del deporte

La exaltación del Big Leaguer Vladimir Guerrero al Salón de la Fama del Béisbol de Cooperstown y los exitosos desempeños que, hasta ahora, han tenido los atletas dominicanos en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, llenan de legítimo orgullo a nuestro país.
La tenacidad, la dedicación y los esfuerzos que han hecho los protagonistas de estos éxitos merecen el aplauso nacional, porque ellos encarnan el espíritu auténtico de un pueblo que ha nacido y se ha engrandecido a través de las luchas por la superación individual y colectiva.
En el caso de Vladimir, es el tercer dominicano que alcanza la inmortalidad de la fama en el exclusivo santuario de las estrellas del béisbol de las Grandes Ligas, compartiendo honores con los lanzadores Juan Marichal y Pedro Martínez.
Otros, como ellos tres, también han sido ejemplo de grandeza y talento deportivo y no se descarta que en el futuro, los más aventajados al día de hoy, puedan también subirse a ese pedestal.
En cuanto a los jóvenes atletas y deportistas que compiten en los juegos de Barranquilla, lo más sobresaliente es que han dado la talla en múltiples disciplinas a pesar de sus precarias condiciones de vida y la ausencia de un sistema de protección estatal que los estimule y acompañe en estos esfuerzos.
Lo más relevante es el empeñoso esfuerzo competitivo que demuestran, que está por encima de cualquier otra condición o factor, al enfrentarse a sus pares de otros países donde los deportistas disfrutan los privilegios de una atención del Estado y cuentan con universidades o academias especializadas.
La mayoría de los vencedores es gente humilde pero consagrada a una actividad ajena a los vicios y conductas degradantes en las que desafortunadamente han caído otros de su generación.
Por eso constituyen un ejemplo de juventud valiosa e inspirada, que enorgullece al país y que poco a poco edifi can el proyecto de potencia deportiva que gradualmente hemos ido modelando a través de repetidos triunfos en las más exigentes competencias deportivas del mundo.
Nuestras más cordiales felicitaciones a estos héroes e ídolos deportivos en este tiempo de gloria para el deporte dominicano.
Tomado del editorial de
Bañados por las glorias del deporte
de la fecha
Print Friendly, PDF & Email