Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

miércoles, 2 de mayo de 2018

Escopetuses en PRSC

LO MÁS PARECIDO.- La presencia de escopetuses en la reunión de los reformistas del pasado domingo, llevó a pensar en lo parecido de esa situación con la de los perredeístas. Y no solo con los perredeístas de Miguel Vargas y la Jiménez Moya, sino también de la Bolívar en los tiempos de José Francisco Peña Gómez y Jacobo Majluta, y posteriormente de Hatuey de Camps. En todos los casos mostrar las armas para no tener que usarlas o disparar con mala puntería.
La imagen del fin de semana fue chocante, y no sustituyó mil palabras, pero sí provocó murmuraciones: “Quique está dispuesto a lo que sea”, y ese lo que sea incluye meter miedo. Los disidentes no se atrevieron y a Modesto Guzmán, según cuentan en las cantinas, hubo que escoltarlo, no fuera a ser cosa. Ahora, y es lo interesante, se habla de mayores coincidencias entre Vargas y Antún, y más de uno se preguntó si la seguridad del local del PRSC no sería la misma del PRD, pues uno que otro tenía cara de “comandante”. Tal vez no se llegara a tanto, pero la desgracia es la misma. Los oponentes no ceden ni se encogen, y el fastidio no tendrá tregua mientras el Tribunal Superior Electoral acoja recursos tras recursos y no resuelve de forma definitiva. Hasta ahora la alta corte no conoce o simpatiza con lo irrevocable…
TIEMPO Y LUGAR.- Ahora se tiene lo que no se sabía o no se recordaba. Quique Antún y Miguel Vargas no solo estudiaron y se graduaron de ingenieros, sino que lo hicieron en Puerto Rico y en la misma universidad, y hay quienes aseguran que vivían en la misma pensión, o por lo menos coincidían a la hora del almuerzo. Además presiden dos partidos con conflictos internos y aparentemente en contra el Tribunal Superior Electoral. Lo propio o lo inteligente es que unan sus causas, consulten estrategias y lleven a cabo acciones comunes. Antún intenta distanciar al PRSC del PLD, y hasta dicen que del PRM, y hacer camino con poco andar. Vargas sigue aliado al gobierno, pero de los dientes hacia afuera proclama que el PRD irá solo en las elecciones del 2020, sin que todavía se sepa con qué se casa un guardia. Igual perredeístas y reformistas hablan hacia adentro de la posibilidad de acudir a las municipales de febrero sin asociarse con los partidos grandes. Creen que si se dan importancia, y no sirven de comodín a sus actuales o virtuales aliados, en lo que consideran segura segunda vuelta, podría irles mejor. Una apuesta caprichosa, un poco loca, pero -- a su parecer – a quien no juega ni se arriesga el premio nunca llegará a sus bolsillos. Hasta ahora, y aunque se quejen, las administraciones del PLD han sido generosas…
ASUNTO DEL DINERO.- Los reformistas y los perredeístas de franquicia vienen colaborando de forma disimulada alrededor de la Ley de partidos para que los chelitos del Presupuesto se sigan repartiendo con equidad. Temen que en la nueva legislación se reduzcan las cuotas y el PLD y el PRM se sirvan con la cuchara grande y a ellos, como sería de justicia o de sentido común, con cucharita de postre o de café. Los reformistas, en eso de mantener su tajada de los fondos públicos, son unos genios, pues hace mucho que no califican para el nicho principal. O por lo menos no en comparación con el PRD de antes, el PRM de ahora, o con el monstruo del PLD. El PRD de Miguel Vargas y el PRSC de Quique Antún no pueden compararse con el PRM de Hipólito Mejía y Luis Abinader ni con el PLD de Leonel Fernández y Danilo Medina. Menos de un 4 %, y cuidado, frente a un 20 % y tanto o un 40 % y más, obligaría a reconsideraciones en el plano económico. El club de los cuatro no tiene razón de ser, y solo como concesión. Una concesión que ya tuvo su oportunidad en el pasado cuando el PRD de entonces y el PLD ya crecidito, el PRM no existía, consintieron en distribuir a partes iguales. La razón fue de circunstancia y de conveniencia. Agradar a los reformistas pensando en que serían lo que finalmente fueron: la bisagra, el comodín, la almohada de votos que permitió dormir tranquilos y confiados a los que verdaderamente disputaban la supremacía…
LAS ALTAS CORTES.- El PRSC y el PRD discutieron el tercer lugar, y la viveza del primero fue corregida por la justicia electoral: la casilla tres corresponde al partido blanco, aunque con el refunfuño del núcleo colorado. Ahora eso no importa, conviene a los dos dejar de lado esa situación, actuar de común acuerdo para que PLD y PRM no los burlen. En esa están, y ya se verá si la generosidad da espacio y permite compartir como los niños de Kinder. Ese mismo espíritu de solidaridad, de actuar de consuno, se querría aplicar en relación con el Tribunal Superior Electoral y el Tribunal Constitucional. Los casos no son iguales, pero se asemejan, y si no en la ley, en la consideración de los árbitros. Un intercambio de influencias, de yo tengo a fulano y tú te llevas bien con zutano, o si tú hablas con mengano, yo haría lo mismo con perencejo. Lo que no pueden, y de eso se trata, es comparecer como huérfanos, pues el juego limpio no aprovecha. El PRD sabe, y lo sabe el PRSC, que con Román Jaquez y compartes no pueden ir por el camino real, que mejor la vereda. Que los magistrados dan amparo a los disidentes, y muy apegados a la letra y sin tener en cuenta la circunstancia. Todavía no se ponen las cartas sobre la mesa, pero la coincidencia de los escopetuses y el interés común de preservar el dinero abren puertas a otras posibilidades…
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do

Print Friendly, PDF & Email