Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

Pulicidad

lunes, 26 de marzo de 2018

Lista negra y apatridia

Los aplausos que escucho desde esferas de poder para la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, me recuerdan el dicho popular que reza: MANDÓ LA CARNE CON EL GATO. El resultado fue obvio. El encargo nunca llegó.
Al parecer quienes han valorado como POSITIVO el anuncio de que el país fue sacado de la LISTA NEGRA de la CIDH, donde nunca debió estar, no interpretaron bien el contenido.
El gobierno ha dicho y reiterado que en el país no existe la APATRIDIA y eso está bastante argumentado, detallado y justificado. Sin embargo, la tal Comisión en el informe que aplauden algunos funcionarios, insiste en que “es un reto la implementación pronta y efectiva de la restitución de la nacionalidad a miles de ciudadanos”. ¿De qué estamos hablando entonces? Si aplaudimos lo último que ha dicho la CIDH estamos admitiendo lo que tantas veces ha negado el país. Además, en su tal informe que, dizque nos saca de la LISTA NEGRA, ellos afirman que existen DESAFÍOS PENDIENTES en materia de nacionalidad, migración, discriminación y género.
O yo no entiendo nada o mis autoridades están en BELÉN CON LOS PASTORES, al considerar que ha habido variación en los prejuicios que tienen los miembros de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos hacia la política migratoria dominicana.
En su informe, la Comisión también afirma que el gobierno dominicano ha acogido sus RECOMENDACIONES para implementar medidas que den solución a la grave situación en que viven miles de personas, en su mayoría de origen haitiano, que no gozan de su derecho a una nacionalidad.
Si eso es cierto, entonces han sido mentiras las que nos han dicho nuestros autoridades de que aquí ni hay apatridia, ni se maltrata a los haitianos ni se les ha negado la nacionalidad. Lo que yo veo en las calles, centros comerciales y barrios es una presencia masiva de haitianos compartiendo con dominicanos.
¿Dónde está la discriminación y el maltrato? Creo que son consignas de grupos y personas que reciben recursos externos para mantener esa aparente defensa a los extranjeros, de un maltrato inexistente.
Lo que he visto textual del informe, me dice que no ha habido cambios en lo que piensan los miembros de dicha Comisión, ni los dominicanos que la alimentan con informes distorsionados a los que la componen.
Miles de veces se ha sacado a la luz el mandato constitucional haitiano de que ningún ciudadano de esa nación pierde su nacionalidad, nazca donde nazca, entonces ningún haitiano es APÁTRIDA en ninguna parte del mundo.
Acusar al país de apatridia y desnacionalizar ciudadanos es una mentira puesta en marcha por quienes solo aman y defienden a los haitianos desde la distancia. Por los que nunca aportan NADA para que ese país salga del atraso y la miseria en que se encuentra. Dominicana sí ha sido solidaria con Haití y si hubiese discriminación y maltrato, aquí no viviera más de un millón de ciudadanos de esa nación que circulan libremente por las calles.
Ciudadanos que trabajan construcción, agricultura, en casas de familias, como guardianes, conserjería, etc. Debe haber firmeza en nuestras autoridades a la hora de defender la aplicación de las leyes migratorias, como lo hacen todas las naciones del mundo.
Por Tomás Aquino Méndez ;-
tomas.mendez@listindiario.com

Print Friendly, PDF & Email