Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

sábado, 10 de marzo de 2018

La invasión haitiana: temeraria, arrogante y provocadora

Cada persona que te rodea es un estratega en busca de poder que trata de promover sus propios intereses, a menudo a tus expensas. Tus batallas diarias con ellas te hacen perder la vista lo único que realmente importa; la victoria final, el cumplimiento de las metas mayores, el poder duradero. La gran estrategia es el arte de ver más allá de la batalla y calcular por adelantado. Requiere que te concentres en tu meta última y planees cómo alcanzarla. En la gran estrategia consideras las ramificaciones políticas y consecuencias a largo plazo de lo que haces. En vez de reaccionar emocionalmente ante la gente, tomas el control, y vuelves tus acciones más dimensionales, sutiles y efectivas. Deja que los demás caigan atrapados en los altibajos de la batalla y se deleiten en sus pequeñas victorias. La gran estrategia te dará la mayor de las recompensas; la de reír al último...
La invasión supuestamente pacifica de los vecinos haitianos, se ha tornado en violenta, en temeraria, arrogante y provocadora, las acciones de los ilegales haitianos deja mucho que desear...

Para un buen lector pocas palabras bastan mire este nacional haitiano ilegal, transitando por pleno centro de la ciudad, con tres machetes afilados hasta más no poder, la mirada criminal del ilegal haitiano lo dice todo.

A sabiendas las autoridades de inteligencia que los nacionales haitianos se están entrenando con la carga al machete en todo el territorio nacional y no es verdad que este nacional va a trabajar con tres machetes afilados porque solo se usa un instrumento de labranza para labores de trabajo.

Muchos neófitos e ingenuos fusionistas dominicanos, compararan nuestra migración con la de los haitianos, pero a diferencia nuestra, los haitianos queman nuestra bandera, ningún dominicano que va a trabajar a Los Estados Unidos o ningún país del mundo quema la bandera del país que le da trabajo o lo alberga como residente.

Ningún dominicano se defeca públicamente en las calles de ningún país que lo acoge como residente, ningún dominicano cercena los brazos de ningún ciudadano del país que lo acoge como residente como en el caso cielo para solo poner un ejemplo.

Ningún dominicano en el extranjero forma bandas delincuenciales para invadir la propiedad privada y publica como se esta dando en todo el territorio nacional.

Ningún dominicano usa la frontera de otros países para el trafico de parturientas haitianas, de prostitutas, de contrabando de todo tipo, de contrabando de armas de guerras y drogas por toneladas, ningún dominicano es capaz de atacar una embajada a pedradas y a tiros como lo hicieron los haitianos antes las declaraciones del presidente de Los Estados Unidos Donald Trump cuando califico a los haitianos como un agujero de mierda...con la embajada norteamericana en su país...

Ningún dominicano, va como residente forastero a provocar, a crear desordenes callejeros, a violar, a atracar, a formar bandas de delincuentes, ningún dominicano se va a entrenar con la carga al machete como lo están haciendo los haitianos en todo el territorio nacional .

Por lo tanto la invasion haitiana en nuestro territorio se ha dedicado a ser temeraria, arrogante y provocadora en todo el territorio nacional , andan nacionales armados con varios machetes con el propósito mal sano de matar y cercenar a cualquier ser humano que se cruce en su camino...
Por William Reyna ;-
Print Friendly, PDF & Email