Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

lunes, marzo 12, 2018

La Guardia Civil traslada a Ana Julia Quezada a la finca en la que recogió el cadáver de Gabriel

Ana Julia Quezada durante la reconstrucción
del crimen. M. Zarza
La detenida como sospechosa del crimen recorre, acompañada de los investigadores, los lugares en los que mantuvo oculto el cuerpo del menor
Almeria, España;- Una comitiva de coches ha llegado hacia las 15.30 de este lunes a la finca del Rodalquilar de donde Ana Julia Quezada, una mujer de 43 años de origen dominicano, pareja del padre del niño y única sospechosa del crimen de momento, sacó el cuerpo del pequeño Gabriel Cruz.
Procedente de la Comandancia de la Guardia Civil de Almería, detenida y acompañada por agentes de la Sección de Análisis del Comportamiento Delictivo de la
Unidad Técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Madrid, además de por agentes de la Policía Judicial de Almería, Ana Julia ha realizado, en presencia de la autoridad judicial, un recorrido para reconstruir lo sucedido, por los lugares en los que mantuvo oculto el cuerpo del menor hasta que lo sacó, el domingo, con el objetivo de evitar que fuese encontrado.
Su declaración es clave para saber cómo ocurrieron los terribles hechos que llevaron al fatal desenlace de una desaparición que ha durado doce días y que ha conmovido a toda España.
La autopsia ha revelado este lunes que el niño murió estrangulado el mismo día que desapareció, la tarde del 27 de febrero, en la vecina pedanía de Las Hortichuelas, a solo cuatro kilómetros del lugar donde supuestamente escondió el cuerpo. Ana Julia fue observada en todo momento por los investigadores que le seguían los pasos de cerca, puesto que ya sospechaban de ella. Pudieron ver cómo llegaba, cómo sacaba el cuerpo del niño de un pozo de esa finca, lo envolvía en unas mantas y lo metía en el maletero de su coche. Allí encontraron al pequeño, lleno de tierra, cuando la interceptaron en Puebla de Vícar, a 74 kilómetros de Rodalquilar, cuando pretendía entrar en el garaje de la vivienda que hasta ayer compartía con el padre del menor, Ángel Cruz.
Print Friendly, PDF & Email