Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

viernes, febrero 23, 2018

Las primarias por ley

DERECHO DE PERNADA.- Lo de siempre, como siempre. Hablan los principales dirigentes (ahora llamados líderes), los dueños del negocio, los beneficiarios. No hablan las bases, el pueblo, verdadero sustento de cualquier democracia. Sea interna o nacional. Lincoln habló del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. ¡Ah Lincoln que anduvo equivocado! El titular lo revoca y quita esplendidez a su consagrada frase. “24 de 26 partidos rechazan primarias se impongan por ley”. Y por ahí empieza el problema, el bote a llenarse de agua, el hundimiento seguro. ¿24 qué? Ellos entre sí se miden con la misma vara y la Junta Central Electoral en su momento fue generosa, permisiva, y dio papeles a grupos que carecían de requisitos para ser regularizados.
La haitianización de la política dominicana, del partidarismo nacional. Valdría la pena sacar averages, registrar récords, para llegar a conclusiones más honestas, que  se correspondan con la real situación, que consideren los motivos de fondo. Lo que se procura con el nuevo estatuto es corregir lo malo. Que a partir de su aprobación los chivos no vivan sin ley. Que existan normas de aplicación general, y si se necesita de una ley es porque las agrupaciones políticas por si solas no son capaces de proveer un mejor orden...
TOMA DE LA BASTILLA.- Nadie debe sorprenderse, pues la intención se entrevió desde el principio, no hubo que adivinarla y menos descubrirla. El problema no era primarias abiertas o cerradas o simultáneas. El problema eran las primarias, y mucho más que fueran impuestas por ley. La imposición tampoco es el problema, pues se acepta, por imposición, la asamblea de delegados para seleccionar candidatos hacia adentro y hacia afuera. Debiera también objetarse ese punto. Libre albedrío, discreción total. Solo que la asamblea es más fácil de dominar, por los medios que fueren, que una consulta abierta. Las primarias -abiertas o cerradas- serían un revólver cargado en manos de un niño. Se teme el desquite, la venganza, que las masas armadas con el derecho sacrosanto de decidir directivos o candidatos tomen la Bastilla. La cabeza de ningún rey estaría segura, pues toda legitimidad sería cuestionada. Ni derecho divino, ni derecho de ley, ni derecho de pueblo. La soberanía de los ciudadanos de a pie, los patas polvorosas, no se inclina ni se somete a designios que no sean propios. El temperamento de la irreverencia no conoce control, y difícil que aguas sueltas puedan ser represadas. Los partidos (24 de 26) se han quitado la careta, y lo han hecho en época de carnaval...
FALTA CARPINTERÍA.- Mientras la discusión se mantenga en el marco de lo teórico-legal no podrá salirse a camino ni llegar a la meta. La falla está en la experiencia, en el poco manejo de la carpintería. Todos son ingenieros, saben diseñar, pero no cuentan con la competencia de los maestros de obras. Los que realmente construyen. ¿Cómo pueden hablar de primarias malas o buenas los grupos que nunca consultaron al universo de sus miembros para tomar decisiones de importancia? Basta Chequear cuando un partido cambia de manos o escoge candidatos fuera de nómina. El negocio siempre se hace arriba, y arriba se quedan los beneficios. Tratos expeditos, transacción fluida. Incluso puede preguntárseles, pues como responden a una cosa, pueden decir la otra. ¿Cómo escogieron a fulano o a zutano en las ocasiones tales o cuales? ¿Por qué  en una circunstancia se actuó de una manera y en la otra, distinto? Y así se podría escribir el Libro de las Preguntas. Solo que hay que hacer o hacerse la interrogante, pues los partidos por voluntad propia no declararán. Ninguno afilará cuchilla para su garganta, todos se afeitarán con rasuradora y nunca se cortarán. Aunque el rostro nunca quedará enteramente limpio y siempre se verá con ..
LA OTRA HISTORIA.- La aparente salida de Leonel Fernández y Danilo Medina del encierro de las primarias abiertas y cerradas, da oportunidad para que los demás personajes cuenten su historia. Lo que en un momento fue asunto del PLD, ahora de todo el universo político. Y la verdad como corcho flota. No quieren primarias, cada cual reivindica el derecho a decidir por su cuenta. Así, tampoco podrían querer ley, pues la que fuere, será de aplicación general. La resistencia ahora no será al PLD, sino a la Junta Central Electoral, cuyos proyectos contienen normas que en teoría se ven bien, pero que en la práctica serán difíciles y que se harán ver como imposibles. ¿Acaso no se quiso por la izquierda, sin el concurso del organismo, imponer el voto preferencial a nivel de municipio y ahora convenir en dejarlo fuera? Ese decidir caminando, sin discutir a fondo, es la cara más perversa de la moneda. Igual podría recapitularse y ver dónde fueron a parar las muchas  reformas políticas y electorales de 1994. Fueron desmontadas una por una, elecciones tras elecciones, puesto que cuando no es el capricho, se impone la necesidad. Si el Código Penal no se discute con los criminales, en la ley Electoral o de Partido, hay aspectos que deben decidirse sin el consentimiento de las agrupaciones políticas. El interés superior de la sociedad...
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do
Print Friendly, PDF & Email