Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

martes, 20 de febrero de 2018

Cumbre en JCE para Ley de Partidos

La Junta Central Electoral puede aprovechar la propuesta de Luis Abinader para consensuar el proyecto de Ley de Partidos y convocar a una cumbre de todas las organizaciones reconocidas para debatir el tema antes de que llegue al Congreso. Es una oportunidad que se pinta sola sobre todo luego que el Bloque Opositor hiciera una propuesta en firme. Una reunión de los presidentes de los partidos pondría al liderazgo político nacional a mirar hacia el futuro.
Las próximas elecciones con complejas. Muchos cargos se pondrán al alcance de las urnas y se avecinan conflictos que se pueden salvar con una actuación oportuna. La proyectada reglamentación sobre los colectivos políticos lleva años debatiéndose y eludiendo la sanción aprobatoria de los congresistas. Puntos de fuga y conflictos de intereses se han unido para coser una autopista de olvido. El texto luce agotado, las palabras y los contenidos están cansados en ese ir y venir. Esta situación reclama que la JCE construya un abrevadero donde las agrupaciones sacien su sed de soluciones. El líder del PRM, Luis Abinader, dijo recientemente que la Ley de Partidos debía ser consensuada y propuso una reunión de alto nivel para montar el debate. Esta iniciativa pone a la JCE en un lugar privilegiado para hacer la convocatoria que lime las asperezas al sentar los políticos en la mesa del debate para que se digan a la cara sus verdades. Para la Ley de Partidos el tiempo apremia. El montaje de las próximas elecciones tiene sin sitio a los directivos de la JCE porque saben el riesgo de que haya un tollo mayúsculo en las elecciones municipales que serán celebradas en febrero del 2020. Si las cosas no se ponen claras y con tiempo las rebatiñas entre municipalistas podrían incluso afectar los comicios presidenciales, pautados para mayo de ese año. Al parecer la oposición entera tiene ya una postura en torno a los contenidos del proyecto. Sin perder su albedrío los integrantes del Bloque de Oposición podrían ponerse de acuerdo con los demás integrantes del quehacer político y afinar los términos para agilizar los posibles debates en el Congreso. Es obvio que la mayoría de los partidos coincide en que las primarias sean cerradas para garantizar sus operaciones. La JCE puede coherenciar estas voluntades y al paso con tiempo. Que se reúnan, que los dientes dejan de chocar chocando.
Por Alfredo Freites ;-
Print Friendly, PDF & Email