Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

miércoles, febrero 07, 2018

Cadena de engaños

Tarde o temprano los gremios médicos del país tendrán que acometer la profilaxis de ese sector para poner coto a prácticas antiéticas o deshumanizantes que, innecesariamente, desnaturalizan y corrompen la misión noble y vital a la que muchos se han consagrado con vocación y entrega.
 El LISTÍN DIARIO ha puesto en evidencia, semanas atrás,  las maniobras a las que se prestan algunos médicos inescrupulosos -no todos, por supuesto- para referir pacientes que necesitan analíticas de su salud a centros de diagnóstico o de sangre que previamente les ofrecen coimas per cápita.
 También cómo algunos, sin importarles el sacrificio económico o los daños colaterales que puedan ocasionarles a sus pacientes, se prestan para colocar prótesis o implantes de cuestionable calidad o a recetarle medicamentos que provienen de un laboratorio o casa distribuidora, también por medio de coimas.
 Si bien el Colegio Médico Dominicano cuenta con un comité de disciplina y de ética, pocas noticias se tienen del trabajo de estas unidades en medio de tantas denuncias de malas prácticas o de negligencias médicas que constituyen una degradación y deshumanización del servicio al que se comprometieron ante la sociedad en el juramento hipocrático.
 Una denuncia hecha por el presidente ejecutivo de la Asociación Dominicana de Administradoras de Riesgos de Salud, sin generalizar pero tampoco sin señalar casos específicos de culpables, ha puesto de manifiesto las vulnerabilidades del sistema de la seguridad social en cuanto a lo que él llama “trampas” que hacen algunos galenos para beneficiarse de los procedimientos indicados a pacientes asegurados.
 El Colegio Médico Dominicano y otras entidades especializadas han rechazado estas acusaciones, aunque otros médicos, de manera particular, confiesan que tales irregularidades existen.
 Frente a lo que parece ser una cadena de engaños, lo que se impone es que las autoridades actúen con responsabilidad y determinación para proteger la salud humana de los dominicanos de tantas prácticas marrulleras que estarían dándose entre médicos inescrupulosos a fin de cancelarles sus execuátur, con lo cual se estaría poniendo en marcha una profilaxis profunda y urgente del sistema, que tanto se necesita.
Tomado del editorial de
Cadena de engañosde la fecha