Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

martes, enero 09, 2018

La labor del Congreso

El Congreso Nacional retoma hoy sus labores legislativas y es oportuna la ocasión para hacerle un pedido: asuman sus responsabilidades constitucionales para las que están muy bien pagados y retribuidos, aprobando sin mayor dilación la Ley de Partidos y la reforma del régimen electoral del país.
Una comisión bicameral ha trabajado durante meses buscando consenso sobre ambos proyectos y tiene un avance considerable en torno a la Ley de Partidos, pero tiene semanas con los trabajos paralizados porque en la cúpula del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) hay un impasse en torno al carácter (abierto o cerrado) de las primarias de los partidos.
Ya está bueno de poner en evidencia la tutela partidaria sobre un importante poder del Estado, el primero según la Constitución, cuando el país reclama y necesita que con apego a los fundamentos democráticos, el Congreso Nacional discuta libremente la Ley de Partidos y la reforma del régimen electoral para que las próximas y sucesivas elecciones, no sean una competencia del dinero, sino de las ideas, los programas y las capacidades.
Si el Congreso no cumple su función porque el partido de gobierno no se pone de acuerdo y “traza” una línea sobre el carácter de las primarias para escoger dirigentes y candidatos, estamos ante una irresponsabilidad mayúscula que ya se torna injustifi cable.
No estamos diciendo que el Congreso Nacional sea apartidista ni ajeno a la infl uencia de los partidos, pero las diferencias en los partidos –y peor aun- en un partido, no pueden frenar la aspiración de una sociedad que se cree representada en el Poder Legislativo y que quiere, a gritos, una nueva ley electoral y una Ley de Partidos.
Si el PLD tiene una opinión sobre la Ley de Partidos, que la deje fl uir a través de sus legisladores con legítimo derecho, pero lo inaceptable es que paralice al Congreso en ese aspecto hasta que sus líderes se pongan de acuerdo, porque las atribuciones del órgano legislativo son indelegables.
Es la misma Junta Central Electoral la que está advirtiendo que si se sigue retrasando la aprobación de la Ley de Partidos y la reforma del régimen electoral, no se podría aplicar para las elecciones de 2020.
¡Resuelvan sus diferencias y aprueben la Ley de Partidos!
Tomado del editorial de
La labor del Congreso
de la fecha