Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

domingo, 14 de enero de 2018

Bruma cubre al PRM

NADA ESCRITO.- El pueblo de Israel sabía que su único enlace con Jehová era Moisés, y Moisés conocía el temperamento del pueblo de Israel, razón por la que exigió que los mandamientos de la ley de Dios fueran entregados por escrito. Hubo una época, ya muy lejana, cuando los hombres usaban bigotes tupidos, en que un pelo era suficiente aval en cualquier trato. Ya no. Ahora todo debe firmarse y registrarse ante notario.
Si entre Hipólito Mejía y  Luis Abinader no media un documento, el acuerdo que se rumoró para llevar a José Paliza a la presidencia y a Carolina Mejía a la secretaría general del PRM, no existe. Hablando en términos formales. Mejía dijo que no y Abinader se mantiene callado, pero las tropas de uno y otro no saben si viven días de tregua o de guerra. Alfredo Pacheco pide una cumbre del liderazgo superior del partido a fin de superar cualquier impasse. Aun cuando se suponía que eso fue el encuentro entre Mejía y Abinader que dio origen al run run que hizo ola la semana que termina. La intervención de Pacheco, por demás, significaría que en el partido Moderno hay más de dos frentes o corrientes internas...
CUATRO Y LOS QUEMADOS.- Podría considerarse que además de Hipólito Mejía y Luis Abinader, estaría Alfredo Pacheco, a quien se asocia a Andrés Bautista, y el consejo de ancianos que fue primero en proponer candidato a la presidencia. Serían cuatro, pero igual debe mencionarse a los independientes que no cuentan con apoyo ni de ellos mismos. Como sería el caso de Geanilda Vásquez, y también de Leonardo Faña. No obstante, el alborozo y la batahola giran alrededor de la posible unificación de fuerzas entre Mejía y Abinader, situación que se denuncia -en extremo- como anulación de la democracia interna. Se piensa que si José  Paliza y Carolina Mejía concurren respaldados por Mejía y Abinader, los demás aspirantes a Presidencia y Secretaría General no tienen nada que buscar en la contienda. La idea sería que las matemáticas no se equivocan y que esa aritmética da ganancia de causa por cualquier lado. Las reacciones, sin embargo, dan a entender lo contrario. Que oponentes a esa fórmula dentro de los propios colectivos provocarían otro resultado. Que seguidores de Mejía y Abinader se la jugarían y harían campaña por propuestas diferentes. Incluso serían compromisos anteriores al tándem que alborotó las escuadras esta semana...
GALILEO EN TRANCE.- El desmentido de Hipólito Mejía habría que verlo un poco como Galileo ante la Inquisición. Al alborotarse las avispas lo mejor era poner distancia, de manera que se aplacara la ira de Dios y las aguas volvieran a su nivel y discurrieran tranquilas. Al oírlo pudo decirse “y sin embargo, se mueve”. Pues en política lo importante no son las palabras, y el fuerte de Mejía no son las palabras, y sí el conocimiento de la naturaleza de las personas que rezan delante de su altar. No cuenta con la unanimidad de los suyos, del mismo modo que tampoco Abinader. Aun cuando se adviertan en el primero rasgos de autoritarismo que no se aprecian en el segundo. Mejía ha dicho más de una vez que no le impide a nadie que se lance. Lo único que sí reitera es que cada cual busque sus votos en las bases del partido. En este caso anunció que va a salir con su hija Carolina a procurar apoyo. Cuentan por otra parte que le dijo a Jesús Feris que siguiera, y por esa misma parte se afirma que lo mismo a Andrés Bautista. Las habilidades del político serían tan sutiles, pero sobre todo tan inteligentes, que más propia de Florencia que de Gurabo. Como que Paliza no estaría en su cálculo, pero sí Feris y Bautista. Y de ser así, tendría dos candidatos a la presidencia del partido, y con hojaldre del Santo Cerro, el que tenga más saliva...
CUIDADO CON EL ROMPEOLAS.- La convención ordinaria del PRM sería un mar picado, y lo peligroso no serían los arrecifes, sino el rompeolas. Así como se dice que Hipólito Mejía alecciona a Jesús Feris y Andrés Bautista a que continúen en sus afanes por la presidencia del partido, se habla del compromiso de Luis Abinader con Jesús -Chu- Vásquez, a quien no quiere dejar a la intemperie y víctima de las vaguadas. No se sabe cómo surgió José Paliza, pero sí se sabe, y Mejía lo declaró, que Vásquez fue bailoteado junto a Milagros Ortiz, y que el estado mayor de Abinader no logró consenso, aun cuando este quería en la presidencia al actual secretario general. Paliza que chequee bien su situación, pues el endoso de Abinader no es completo, pues cuadros importantes del grupo respaldan abiertamente a otro candidato. Como es el caso de Feris. Abinader lo sabe, pero no puede hacer nada, o no quiere hacer nada, o no se atreve a hacer nada. Los días dirán, pero en este momento la confusión abruma. Y mientras Mejía y Abinader mantengan la niebla, no podrán verse los personajes ni conocerse las ventajas. Nada de lo que se diga será falso, nada de lo que se diga será verdad. Depende dirían algunos, pero otros preguntarían ¿depender de qué?...
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do

Print Friendly, PDF & Email