Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

martes, enero 30, 2018

▶️ Aunque adolorido, Yermín esperanzado en poder jugar

Yermín Mercedes es auxiliado por el jefe de
seguridad del Licey al momento de abandonar
 la conferencia de prensa dada anoche
por este equipo.
Adolorido y cojeando producto del pelotazo que recibió en el séptimo acto, Yermín Mercedes se mostró esperanzado en poder jugar en el doble choque programado para este martes entre los Tigres  del Licey y las Aguilas Cibaeñas, los cuales serán el quinto y sexto de la serie final.
Ayudado por varias personas para poder movilizarse, el receptor y designado del Licey expresó que el pelotazo que recibió en la pantorrilla derecha fue adrede.
“Es la segunda vez que me golpean en la serie, no entiendo porque lo han hecho”, expresó Mercedes anoche en la conferencia de prensa a la que asistió cojeando, tras ser golpeado por un pitcheo en recta de Samuel Deduno en el séptimo, hecho que provocó que las bancas de ambos equipos se vaciaran. El designado tuvo que abandonar el partido y en su lugar entró Rymer Liriano a correr.
Los primeros indicios del parte médico reportaron que la parte golpeada está hinchada y el jugador tuvo que ser auxiliado para poder caminar. Mercedes es el segundo pelotero del Licey que es golpeado de manera fuerte y se une al pelotazo recibido por Donovan Solano que requirió de una sutura de 20 puntos.
“Me pusieron una gran bolsa de hielo y esto me alivió un poco el dolor, pero espero que con el reposo que tendré este lunes y las primeras horas del martes entonces veré si podré jugar”, señaló el catcher al Listín Diario.
“Espero poder jugar y seguir ayudando al conjunto a ganar”, agregó Mercedes, quien siguió con su brillante juego ofensivo conectando jonrón y sencillo, con dos anotadas y una producida.
Su vuelacercas solitario por todo el jardín izquierdo fue enorme como la mayoría de los que conecta y algunos de sus gestos no gustan de los contrarios.
Print Friendly, PDF & Email