Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

martes, 5 de diciembre de 2017

Leonel defiende la Constitución

Leonel Fernández sale al ruedo en su rol de constitucionalista. Está en defensa de la Constitución de 2010 en lo que atañe al rol de los partidos políticos en un régimen democrático. Esencialmente nuestra carta magna establece que son instituciones libres que se rigen por una democracia interna. Las primarias abiertas atentan contra esto. De esta manera el presidente del PLD marca la línea de Pizarro en lo referente a los contenidos de la Ley de Partidos Políticos. Como abogado y promotor del texto legal vigente, no esperó que un grupo de juristas emitiera una conseja anulando las atribuciones del Congreso. Esta declaración de Fernández podría tomarse como el marcapaso para el corazón de los peledeístas y la comunidad política nacional que se oponen a las primarias abiertas, porque son una puerta abierta a la manipulación y el clientelismo.
Las expresiones del expresidente de la República serán un regulador del debate político que se avecina. Ya la Suprema Corte de Justicia, en sentencia del año 2005, anota el presidente del PLD, se había pronunciado en contra de las primarias abiertas y simultáneas. Agrega en su declaración que esta es una discusión sin sentido y que viejos actores de la política nacional han trabajado para mantener las primarias cerradas para garantizar la existencia de los partidos políticos con sus funciones esenciales.
Añade que en el artículo 277 de la Constitución de 2010 se destaca que  “Todas las decisiones judiciales que hayan adquirido la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada, especialmente las dictadas en ejercicio del control directo de la constitucionalidad por la Suprema Corte de Justicia, hasta el momento de la proclamación de la presente Constitución, no podrán ser examinadas por el Tribunal Constitucional”.
A tenor con la Constitución ni siquiera el Tribunal Constitucional podría juzgar sobre lo expuesto. Tampoco un grupo de abogados podría, sin importar su cantidad ni procedencia, revolver y torcer lo ya trazado por la ley de leyes. Los juristas especialistas en constitucionalidad podrían ser consultados, pero nada más para suplir una curiosidad jurídica.
Según la Constitución, tampoco hay espacio para hacer un proyecto de ley que intentara esquivar la vieja sentencia de la Suprema Corte de Justicia, porque todo acto contrario a la Carta Magna es nulo de pleno derecho.
Leonel defiende la Constitución y advierte seguir adelante con el tema de las primarias abiertas pondría seriamente en peligro la seguridad jurídica del país. La línea está clara.
Por Alfredo Freites ;-