Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

sábado, diciembre 09, 2017

La propuesta de Temo

Juan Temístocles Montás --Temo, para sus amigos y simpatizantes--, propone que Danilo y Leonel den un paso al costado para que en las elecciones de 2020 pase como candidato presidencial una tercera opción al margen de los dos liderazgos tradicionales del Partido de la Liberación Dominicana.
La idea es buena pero riesgosa.
Tendría la ventaja de que libera de entrada al PLD de una fractura que lo saque del poder de mala manera con las consecuencias ulteriores que tendría la oposición más radical asumiendo el poder en procura de una vendetta que nadie sabe hasta dónde llegaría.
Pero la gran desventaja sería la orfandad de liderazgo en que caería el oficialismo y la posibilidad de que esa tercera figura o “outsider” peledeista no llene las expectativas ni siquiera a lo interno del propio PLD, lo que terminaría en un verdadero fracaso electoral con consecuencias similares al escenario anterior… … Porque los liderazgos no se improvisan y en todas partes los agrupamientos políticos van a las elecciones con sus mejores figuras, o por lo menos con sus dirigentes más populares, los que concitan mayor conocimiento del electorado.
Y si tienen experiencia de Estado, mejor todavía.
En el caso de Leonel y Danilo --que en el 2020 habrán agotado 20 años en el poder: 12 Leonel, 8 Danilo--, parecería que a partir de esa lógica una candidatura de cualquiera de los dos sería pan comido. En especial, porque la oposición sigue desvertebrada y todas las mediciones la alejan cada vez más de convertirse en opción de poder.
La propuesta de Temo es, en consecuencia, bastante sensata si lo que se quiere es preservar la unidad del Partido de la Liberación Dominicana, no tanto el poder que detenta esa organización con control casi total de todas las instancias del Estado y que debería constituir el fin primordial de toda formación política masificada… Por eso hay que ver las cosas en otra perspectiva.
¿Quién sería el “outsider”?
La propuesta de Temo --formulada a primera hora del jueves en el programa Hoy Mismo--, contiene una lógica muy sabia que probablemente se debatirá por mucho tiempo en todas las instancias del PLD y en la opinión pública: ¡lo primero es salvar el partido de la división para conservar el poder! …
… Lo que estaría por verse es si la fórmula de Temo logra esos dos objetivos. Nadie en sano juicio cree que por sí misma la renuncia a la candidatura de Leonel y Danilo reunifica al PLD. Más bien podría resultar contraproducente porque semejante desatino avivaría aún más la lucha de tendencias ya que ambos sectores presentarían opciones a la candidatura presidencial.
Se supone que en ese escenario la potencial precandidata del leonelismo sería Margarita Cedeño, la vicepresidenta, que conserva elevados índices de aceptación popular pero a la que no le bastaría su propia imagen sino que le resultaría imprescindible el endoso total del leonelismo para rebasar a un posible candidato sustentado por el danilismo.
Además, ya sea con primarias abiertas o cerradas, difícilmente Danilo Medina pierda una contienda interna teniendo el control abultadamente mayoritario de su partido…
¿Pero Leonel declinaría?
Leonel Fernández está decidido a ser candidato presidencial del PLD, y en sus círculos íntimos ha reiterado que bajo ninguna circunstancia declinaría la candidatura “para complacer las ambiciones” del Presidente Medina.
Margarita Cedeño, su esposa, aprovechó el alboroto que armó Temo en la mañana para decir horas después que “no habrá reelección ni división” en su partido. Lo que no aclaró la vicepresidenta es si cuando dijo que “no habrá reelección”, se refirió no sólo a Danilo sino también al caso de su marido, Leonel, que quiere ser reelegido por tercera ocasión.
Claro, Margarita sabe que si no hay reelección --ni de Danilo ni de Leonel--, ella corre por el carril de adentro.
Por César Medina ;-
lobarnechea1@hotmail.com