Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

martes, 21 de noviembre de 2017

Otra confrontación en PRD

Las fricciones entre perredeístas sacan chispas que ilustran a la opinión pública sobre las diferencias en el manejo interno de esa organización política. Miguel Vargas Maldonado, el presidente del PRD, envió una comunicación donde informa al doctor César Mella que será sustituido como director del Instituto de Seguros Sociales y la respuesta es antológica.
El doctor Mella presenta al Canciller de la República como suplantador de la autoridad del Presidente de la República, porque quiere sustituirlo sin que medie decreto de por medio. El origen de la controversia solo se especula, pero habla de alejamiento entre las partes.
Ambas comunicaciones son extrañas en el medio periodístico local. No recuerdo, en mi dilatado ejercicio profesional, un evento similar. Vargas Maldonado es presidente de un partido aliado al gobierno y se entiende que merced a eso se designó al doctor Mella en el IDSS. No obstante, el afamado psiquiatra afirma que no ocurrió así.
Según explicó su nombramiento por decreto del presidente Danilo Medina se produjo antes de los acuerdos PRD-PLD. Aunque se entiende lo contrario, ya que él es perredeísta, afirma que no hay ningún texto escrito que mencione que fuera resultante del pacto y que además su presencia en la institución no fue buscada por él.
El conocido psiquiatra tiene suficientes méritos profesionales y experiencia para ocupar cualquier cargo público y se entiende que esa posición era un peldaño para su designación como ministro de Salud Pública.
La informada sustitución del doctor Mella como director del IDSS ya se había rumoreado en los predios palaciegos. Entre los periodistas mejor informados ya era material combustible la recomendación de Vargas Maldonado para otro de sus pupilos. Me colaron la versión de que el presidente del PRD hizo las gestiones antes de enviar la perentoria epístola al doctor Mella.
Aunque Mella alega desconocer los negativos méritos que fomentan la animadversión del líder perredeísta, se aduce que tiene su origen en que no quiere abultar más la nómina del IDSS. Son pocos los espacios que el gobierno ha cedido al PRD y son innumerables los miembros de ese partido en busca de colocación. En la Cancillería no caben todos.
Es posible que el diferendo radique que Mella haya abierto tienda en terreno de los que acusan a Vargas  Maldonado de diseñar una convención que le haga un traje dictatorial y borre la democracia interna.
Danilo entrará a la caja de bateo.
Por Alfredo Freites ;-
alfredofreitesc@gmail.com