Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

viernes, 15 de septiembre de 2017

Se juega con la ley

COMO LA PLACA.-  A la Ley de Partidos le está pasando lo mismo que a la placa cuando debe renovarse. Los interesados se acuerdan al cerrarse el plazo. Ahora aparece gente inteligente, sabia y  capaz  que se mantuvo al margen y de pronto quiere fungir de salvadora. Esos opinantes quisieran prórroga para intentar sus influencias. Por ejemplo, ahora se habla de inconstitucionalidad, y se recuerda un fallo de la Suprema Corte de Justicia cuando tenía esa atribución. Aunque ahora el problema no sería el financiamiento de las primarias, sino que sean abiertas, universales, y se use el padrón de la Junta Central Electoral.
La espada está sobre la cabeza del Comité Político del próximo sábado, y sobre la legislación en sentido general, si fuera sometida y aprobada por las cámaras y promulgada por el Ejecutivo. Habría que ver si las razones que fueron apropiadas cuando el recurso del actual presidente de la JCE, en ese tiempo abogado en ejercicio, pueden abonarse a una instancia distinta. Lo único seguro es que la cuestión está en estudio, y que si no se llega a consenso, el Tribunal Constitucional tendrá trabajo...
MALA MEMORIA.- Una de las tendencias del PLD sabrá mucho de derecho constitucional o se creerá acreditada y con influencias en el Tribunal Constitucional, pero tiene mala memoria. No recuerda la historia de ese partido. Mete miedo con la división si se aprobaran las primarias simultáneas y abiertas. Fue verdad que el PLD escogió la modalidad cerrada cuando se fundó, y que sus consultas fueron herméticas, cosa de peledeístas. Pero era una organización pequeña y constituida por organismos. Esa no es la situación de ahora, de un partido que se desborda a sí mismo y que no logra sanearse. Además, el PRD,  el vientre del que salió el PLD, se manejaba con un padrón cerrado y eso no impidió la división. Recordar la convención de la zona D de Guachupita en el l973. Aunque la experiencia de ahora resulta más interesante que la de entonces. En el PLD de los primeros tiempos la sociología se discutía en el patio de la Casa Nacional, debajo de la mata de limoncillos. Ahora las líneas se bajan y debaten en las redes. Particularmente en Twitter. Igualmente curioso. El dirigente que se opone rabiosamente a primarias abiertas, y prefiere mantenerse fiel al pasado, tiene un grupo de muchachas que bailan en la Web al paso que les marca. Es decir, todo un cañón de futuro...
COINCIDENCIAS.- La idea  en principio, aunque no se dijo, era observar al PLD,  determinar su línea de conducta respecto a la Ley de Partidos y decidir en consecuencia. Como el PLD era gobierno, el PRM debía reaccionar como oposición. Irse por la contraria y denunciar la pieza como un traje hecho a la medida. La situación, sin embargo, se complicó. El PLD todavía no enseña sus cartas, se mantiene en la mesa de juego, y si alguna as esconde en la manga, no sería para usarla contra el oponente de afuera, sino  un arma de lucha interna. Ese retraso obliga al PRM a dar un paso al frente, y a decir lo suyo sin esperar al PLD. Solo que el movimiento luce sospechoso, y las  coincidencias demasiado   evidentes, casi pruebas, por lo menos en el tribunal de la calle. Primarias simultáneas con  padrón cerrado. La intriga no está en las primarias, ni en que sean simultáneas, sino que sea con registro propio. La misma posición de Leonel Fernández y sus seguidores, y el problema tampoco es que sean iguales, sino porque rivalizan con la de Danilo Medina y compartes, de consultas abiertas con padrón de la Junta Central Electoral. Es decir, que por un lado va el PRM y por el otro Medina...
LOS FACTORES.- Como si hiciera falta, y por los rumores en las esquinas, el PRM reitera su posición de primarias simultáneas y padrón cerrado, y lo hace casi en la víspera de la reunión del Comité Político del PLD a celebrarse el sábado que viene. Lo sabe el PRM como todo el país que esa convocatoria tiene sus bemoles, y que las opiniones que se viertan, o se reiteren, se harán con segunda intención. O irán a favor de Danilo Medina o a favor de Leonel Fernández. No será así en la realidad, y hay compañeros que plantearán asuntos menos puntuales, o sociológicos o filosóficos, y no solo convenientes a las tendencias o  predominio de liderazgos. Las inquietudes se impacientan y quieren llegar antes de tiempo. PLD y PRM se dan la mano, pero no de partido a partido, sino de grupo a grupo. ¿Cuándo los seguidores de Fernández se afanan porque su moción sea  ganadora, piensan solo en su causa o por igual en la de Luis Abinader? ¿Cuando los leales de Medina luchan para que su razón se imponga, lo hacen para sí o consideran las oportunidades de Hipólito Mejía? Es un asunto de factores, claro está. Solo que contrario a la noción común, ese juego como cambio sí alteraría el producto...
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do