Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

lunes, 18 de septiembre de 2017

▶️ Peligro inminente

El huracán María viene hacia nosotros al fi nal de esta semana y por el momento no parece haber ninguna esperanza de que podamos esquivarlo, como ocurrió con su predecesor Irma.
Esto plantea la urgencia de iniciar desde hoy mismo los preparativos logísticos para evacuar a ciudadanos de los puntos que inicialmente recibirán los impactos del huracán y para asegurar a tiempo que las reses de las fincas lecheras del Este puedan ser puestas a salvo. No podemos esperar hasta mediados de la semana para decidir qué hacer.
Las acciones ameritan de cierta premura para abastecer los centros de refugio, para reforzar los requerimientos de los hospitales y clínicas y para inducir a la ciudadanía a proteger sus propiedades, pero más que nada sus vidas.
Como suele ocurrir por causa de los vientos huracanados, las redes eléctricas colapsan, los acueductos sufren las violentas avenidas de ríos desbordados que destruyen sus filtros y las carreteras y puentes son afectadas por la saturación húmeda de los suelos.
El cruce de un huracán sobre un territorio es generalmente devastador.
Esto hay que decirlo y advertirlo con franqueza, para que nadie lo tome a chiste o con indiferencia.
Con el reciente paso de Irma, que apenas rozó la isla por el Noreste y el Norte, sus lluvias provocaron el desbordamiento de ríos que llegaron a penetrar hasta el mismo corazón de algunas comunidades norteñas, dañando cultivos de víveres y otros productos agrícolas e incomunicándolas por la vía terrestre.
Tomado del editorial de
Peligro inminentede la fecha